Panorámicas IV – Grecia Peninsular.

14 noviembre 2009 at 22:00 (Arquitectura, Escultura, Fotos, Fotos JAO, Historia, Mitología, Panorámicas, Viajes)

Delfos (Delphi) era la morada de Apolo y el ombligo de la tierra para los antiguos griegos. Mundialmente famoso por su oráculo,  en el oráculo de Delfos, los adivinos podían oír las palabras del dios Apolo en boca de una sacerdotisa, o pitia.

Los que formulaban preguntas debían pagar una tasa llamada pelanos y tras emitir sus interrogantes  y pagar, sacrificaban un animal en el altar. El sacerdote que recogía las preguntas, las formulaba posteriormente a la pitia, que contestaba en un estado de trance producido muy posiblemente por las emanaciones de vapor alucinógeno que surgían de una grieta bajo el trípode donde la pitia se sentaba.  Las ininteligibles palabras de la pitia eran trasladadas y traducidas por los sacerdotes, llamados profetas, y normalmente eran unas respuestas bastante ambiguas que favorecían múltiples, y a veces enfrentadas, interpretaciones.

john_collier_-_priestess_of_delphi

Como centro del oráculo, Delfos era un lugar muy concurrido y se alzaban alrededor del oráculo múltiples templos y salas llenas de tesoros que las ciudades estado erigían a los dioses. Además, había en Delfos un teatro con un aforo para 5.000 personas y un estadio para 7.000 espectadores, donde se celebraban los Juegos Píticos, que después de los Juegos Olímpicos, eran los más importantes dentro del calendario griego y festejaban la mítica derrota del dragón Pitón, hijo de Gea, a manos de Apolo.

El estadio de Delfos, vio como los atletas de las diferentes y rivales ciudades estado fortalecían los lazos étnicos y como el ganador recibía la corona de laurel y el derecho a que su estatua estuviera presente en el santuario de Apolo.

Es uno de los mejor conservados del país, y aquí podéis verlo en toda su magnitud.

Panoramica_GR_Delfos_1_resize

De todos es conocida la afición de los griegos por el teatro, como espectáculo de masas. La tragedia griega que narraba episodios épicos y mitológicos, la comedia, introducida posteriormente, los coros, las máscaras y todo lo que había alrrededor de este espectáculo, requerían de teatros como el de Delfos o como el de Epidauro, con una capacidad para 13.000 espectadores.

El santuario de Epidauro era un centro terapéutico y religioso dedicado al dios sanador Asclepio, al que se le representa con un bastón y flanqueado por una serpiente y un perro, símbolos de la sabiduría natural.

Era famoso también Epidauro por su majestuoso teatro, diseñado por Policleto el Joven y que consiguio hacer más famoso a este teatro al dotarle de una acústica casi perfecta.

Su remota ubicación ha permitido que no fuera saqueado y reutilizados sus materiales, por lo que se puede contemplar en la actualidad en muy buenas condiciones y es posible disfrutar también de festivales de teatro clásico que se representan en su Skene y en su Orquesta circular de 20 metros de diámetro, única que se conserva de la antigüedad.

Panoramica_GR_epidauro_4_resize

Las torres naturales de caliza de Meteora, fueron utilizadas por primera vez muchos años después de que los complejos de Delfos y Epidauro hubieran dejado de usarse para hablar con los dioses del Olimpo a causa del cristianismo.

Retiro espiritual de ermitaños desde el año 985, en Meteora, a lo largo de los años, fueron fundándose monasterios en los altos e inaccesibles pináculos hasta llegar a erigirse, en las cimas de estas rocas y asomados peligrosamente a los acantilados, un total de 23 monasterios.

Debido a la precariedad de sus imposibles emplazamientos, muchos de ellos quedaron reducidos a ruinas, aunque en la actualidad, un renacer religioso ha atraído a muchos monjes y monjas a la media docena de monasterios que aún existen y que son visita obligada por estos parajes.

Panoramica_GR_Meteora_resize

En estos monasterios abundan desgarradores e impresionantes frescos de la vida de Jesús y de los sanguinarios martirios de los santos y los iconos que en ellos se pintaban son uno de los bagajes culturales y artísticos más importantes de la vertiente ortodoxa de la cristiandad.

Panoramica_GR_Meteora_2_resize

Pero antes de que los monjes representasen en luminosos iconos los estáticos rostros de Jesús Y la Virgen o a los santos y la mística asociada, los relieves de los sarcófagos griegos de la antigüedad también habían representado a sus dioses y a las almas de los mortales en el viaje al seno de la tierra de los dioses en el más allá.

No solo se representan temáticas bélicas o sobre la vida de los dioses y de los héroes; En múltiples ocasiones estos relieves funerarios y votivos representan escenas de la vida cotidiana, banquetes, deportistas en el gimnasio, atletas compitiendo, o escenas de peligrosas cacerías, como la aquí mostrada, donde unos cuantos cazadores desnudos, armados incluso con garrotes, se enfrentan a un jabalí salvaje que les hace pasar unos momentos difíciles.

Panoramica_GR_Sarcofago_resize

O incluso enfrentamientos entre animales domésticos, a modo de combate deportivo y donde no se sabe bien quién está detrás de las apuestas, si el amante dueño de la mascota, o el celoso entrenador profesional del animal.

Panoramica_GR_Sarcofago_2_resize

El engalanado paisaje, natural o pétreo,  de Grecia y de su milenaria cultura está en esta tierra a la vuelta de la esquina, entre los polvorientos adoquines de sus calles, en sus montañas y ríos, en sus mares y en sus gentes… Y es imposible no acabar trasportando la imaginación a los tiempos de Sócrates, de Alejandro Magno o de las Ninfas tras el simple contacto visual de sus escenas.

Permalink 2 comentarios

Panorámicas (III) – Islas Griegas.

4 septiembre 2009 at 22:00 (Arquitectura, Escultura, Fotos, Fotos JAO, Historia, Naturaleza, Panorámicas, Viajes)

Los mares que rodean Grecia están salpicados de cientos de islas con siglos de historia y de misterio.

No es de extrañar que Odiseo tardara 10 años en volver desde Troya, tras la larga guerra a la que con su ingenio puso fin, hasta su reino de Ítaca, en las actuales islas  Jónicas. En su periplo fondeo sus naves en el país de los Lotófagos, en la isla de los Cíclopes, en la isla de Eolo, en la de la maga Circe, en la isla de las Sirenas, y perdió su barco en varias ocasiones durante su viaje y también a la totalidad de sus hombres, por culpa de los traicioneros mares griegos y a causa de los más traicioneros y caprichosos Dioses del Olimpo.

La multitud de islas que se esparcen por los mares de Grecia están plagadas de olivares, viñedos y pastos y también concentran miles de años de historia, civilizaciones arcaicas y fenómenos naturales que pasaron a la historia por su violencia y magnitud.

La isla de Santorini fue colonizada por los minoicos en el 3.000 a. C. y en el 1.450 a. C. tuvo lugar una erupción volcánica que diseminó trozos de esa isla por todas sus vecinas de los alrededores, llegando incluso fragmentos hasta la lejana Creta.

Panoramica_GR_Santorini_2_small

Esta violenta erupción provocó un tsunami con olas de más de 200 metros de altura que llegó a la Creta minoica y la devastó.  Además  dio a esta isla de Santorini su característica forma en media luna, ya que antes de que se desatase la ira de los dioses, era una isla volcánica de forma redonda y con la violenta erupción se partió en dos,  formándose en el centro un enorme cráter o caldera donde emergieron posteriormente pequeñas islas volcánicas que aún continúan activas.

Panoramica_GR_Santorini_small

Es una isla fascinante, con pequeñas playas de arena negra y con acantilados volcánicos donde se instalan pintorescos pueblecitos blancos como su capital: Firá (o Thirá), que se asoma a la profunda caldera y despliega en sus acantilados de roca volcánica hoteles, bares y restaurantes con unas magníficas vistas.

Panoramica_GR_Santorini_Oia_2_small

En la punta norte de la isla de Santorini se sitúa el bello pueblo de Oía y que según la leyenda  es morada de vampiros.  En el acantilado que se precipita al mar, se mezclan casas de colores, famosas y frescas viviendas trogloditas, iglesias de cúpulas azules y múltiples restaurantes  colgados del abismo. Este típico pueblecito es famoso por sus maravillosas puestas de sol.

Saliendo de las Islas Cícladas, cuna de poderosas civilizaciones de la edad del bronce y navegando hacia el sur-este, nos adentramos en el Dodecaneso, las islas más meridionales de Grecia esparcidas a lo largo de la costa turca.

La capital del Dodecaneso es también la isla más grande. Rodas ha sido una plaza importante en los siglos V y III a. C. y formó parte de los imperios Romano y Bizantino. En el año 1.309 erigieron su ciudadela en la capital los caballeros Hospitalarios de San Juan que posteriormente la perdieron a manos de los otomanos. Estos también la perderían más tarde siendo ocupada por los italianos.

Panoramica_GR_Rodas_small

El palacio de los Grandes Maestres es una fortaleza dentro del barrio de los Caballeros y era el último refugio de la población en caso de peligro.  Se construyó en el siglo XIV y fue sede de 19 Grandes Maestres.  Tras una explosión accidental que lo destruyó parcialmente en 1.856 no sería hasta el siglo XX, en los años 30, en que se restauraría por parte de los italianos para que sirviera de hogar a Mussolini y al rey Víctor Manuel III.

Panoramica_GR_Rodas_2_small

El palacio alberga mosaicos de inmenso valor, tanto romanos como paleocristianos, así como una gran cantidad de estatuas helenísticas, como las que jalonan el gran patio central, la  mayoría procedentes de la isla de Cos.

Solo 2 islas de las más de 2.000 que se extienden desde el mar Jónico en el oeste, hasta el Egeo en el este. De esa ingente cantidad, solo están habitadas permanentemente unas 100 islas pero basta con conocer unas pocas para desear sacar tiempo y soñar con emular a Odiseo para perderse por ellas, incluso durante 10 años.

Permalink 5 comentarios

Panorámicas (II) – Ta Prohm.

5 agosto 2009 at 22:00 (Arquitectura, Escultura, Fotos, Fotos JAO, Historia, Naturaleza, Panorámicas, Viajes)

Entre los siglos IX y XV el Imperio Jemer experimentó más de seiscientos años de floreciente apogeo convirtiéndose en el imperio más poderoso y extenso del sureste asiático. La cultura y el arte fueron de la mano del poder y se alcanzaron altas cotas de perfeccionamiento en la arquitectura y en la escultura, lográndose obras de gran belleza e importancia.

Los grandiosos monumentos de Angkor han permitido reconstruir con exactitud el grandioso periodo conocido como periodo de Angkor que se desarrolló  entre los años 802 y 1432, gracias a los cientos de relieves, estatuas, estelas y sobre todo inscripciones que, en lenguaje sanscrito, palí o jemer, nos acercan al conocimiento de este Imperio impresionante.

El declive del imperio y su desaparición  es consecuencia, según numerosos historiadores, de los gravosos medios, tanto económicos como humanos, que se emplearon para construir el esplendor que el Imperio dejó al mundo: El mega-conjunto de templos que se construyeron en la actual provincia de Siem Reab, a orillas del Tonle Sap.

Ya hablamos en otra entrada de la gema de Angkor, el templo  Banteay Srei, caracterizado por su exquisitez y por la calidad de sus relieves cuidados y limpiados con esmero año tras año con fondos internacionales.  Pero al contrario que Banteay Srei, enclavado en una zona cuidada y con árboles y vegetación controlada, el también imprescindible templo de Ta Prohm, está inmerso en la jungla camboyana, habiéndose dejado parcialmente sin restaurar a propósito, ya que la atmósfera conseguida por sus corredores y plazas invadidos por la selva y la vegetación es inolvidable y una de las mayores atracciones de Angkor.

Panoramica_Angkor_03

La exploración del templo obliga a introducirse poco a poco en la jungla a través de oscuros corredores  cubiertos de vegetación y de musgo verdoso y húmedo y donde gigantescos árboles como los Ficus religiosa, expanden sus raíces por entre los muros y los pasillos.

Tras una de las puertas se expande una gran plaza donde impresionantes Ceiba pentandra, con alturas que llegan a los más de 40 metros, funden sus gigantescas raíces con las piedras centenarias rompiendo las juntas que enlazan las construcciones pero sirviendo a la vez de elemento de unión entre ellas y evitando así su fatal desmoronamiento.

Panoramica_Angkor_01

El templo de Ta Prohm fue construido a mediados del siglo XII por el rey Jayavarman VII y fue su mayor proyecto. Está dedicado a su madre y fue originalmente construido como monasterio budista siendo enormemente rico en su época, ya que tenía control sobre más de 3000 pueblos y tenía numerosos y muy extensos almacenes de oro y joyas.

Panoramica_Angkor_02

Hablaremos más en alguna próxima entrada sobre este templo perdido en la selva ex profeso, con fotos normales, pero valgan ahora estas panorámicas para ir haciendo boca.

Permalink 1 Comentario

Panorámicas (I) – Nueva Zelanda.

2 agosto 2009 at 22:00 (Fotos, Fotos JAO, Naturaleza, Panorámicas, Viajes)

Una imagen panorámica es la que muestra un panorama (del griego pan, todo, y horama, vista), usualmente paisajístico o arquitectónico, y que se distingue por el amplio horizonte visual que cubre.

La mayoría de las cámaras digitales actuales traen un programa incorporado en la propia cámara que te permite obtener de forma directa este tipo de imágenes. En mi caso, mi Canon EOS 30D no tiene este programa incorporado en la cámara y hay que utilizar posteriormente un programa de enlazado de imágenes para componer la panorámica, tipo Photostich o Autostich, etc.

Como es lógico, previamente se tienen que haber tomado las imágenes  troceadas con la idea de realizar posteriormente la composición.  Para conseguir un buen resultado es importante utilizar un trípode o similar de forma que la distancia focal sea igual en todas las tomas y el montaje no tenga problemas añadidos.

En mi caso, las panorámicas que hoy comienzo a publicar y que he tomado en algunos viajes,  se han hecho con el mejor trípode que tenía a mano: mis cachas y mi mal pulso.

Hoy voy a presentar una serie de panorámicas de Nueva Zelanda.

El paisaje neozelandés es muy agradecido para este tipo de imágenes, sobre todo porque ya de por sí, sin necesidad de hacerse panorámico, su exultante naturaleza y la grandiosidad de sus parajes, hacen que sea sencilla la toma de este tipo de imágenes.

Panoramica_NZ_Akaroa

Akaroa surgió a raíz de un asentamiento francés en 1840. La industria ballenera atrajo a numerosas personas a estas costas desde todos los rincones del mundo desde  1820 a 1830.

Este pequeño pueblo de 2000 habitantes, forma parte de la Península de Banks y mantenía una significativa población de Maoríes, que  convivieron con los hombres blancos y con sus industrias hasta que fueron engañados por blancos sin escrúpulos que les fueron comprando grandes cantidades de terreno a cambio de alcohol, lo que acabaría provocando una sangrienta guerra.

En la actualidad sigue conservando el ambiente de la colonia francesa y los nombres de sus calles y algunos de sus edificios históricos siguen teniendo su nombre francés. También es base para diversas excursiones para disfrutar con los delfines que en estas costas son numerosos.

Panoramica_NZ_Cook

La península de Banks se formó tras las violentas erupciones de tres volcanes. Los cráteres principales formaron las bahías de Akaroa y Lyttleton además de  multitud de pequeñas bahías que plagaron el resto de la costa. El primer mapa de esta península  fue dibujado por el Capitán Cook en 1770 y fue el naturalista Sir Joseph Banks el que dio nombre a la península.

Estuvo habitada por los maorís de la tribu Ngai Tahu y el jefe de la tribu local negoció en 1838 con los franceses para venderles toda la Península de Banks.

Con la firma del tratado de Waitangi y la consecuente soberanía británica, los franceses trasladaron sus negocios a los ingleses y se fundieron con el resto de los colonos británicos, permaneciendo en la Península y en particular en Akaroa.

Panoramica_NZ_Queenstown

Junto al lago Wakatipu y rodeada de las estribaciones de los Alpes del Sur, está la ciudad de Queenstown. El total de habitantes de esta ciudad y sus alrededores no llega a las 10000 personas.  Fue en 1860 cuando se fundó esta ciudad en modo de campamento por parte de un explorador llamado William Gilbert Rees.

Con el hallazgo de oro en los alrededores de la recién fundada población, comenzaron a llegar cientos de buscadores aquejados de la fiebre del oro.  Tras la fiebre, en una zona en la que el serpenteante río Shotover, cercano a Queenstown,  llegó a dar el record de 58 kilos de oro en un día, llegaron los granjeros y sus miles de ovejas.

En la actualidad Queenstown es una pequeña ciudad muy turística y frecuentada por los amantes del esquí debido a sus excelentes pistas.

Panoramica_NZ_Queenstown_2

El lago Wakatipu en Queenstown, ofrece maravillosas vistas al amanecer. Se dice que su agua es una de las más puras del mundo, llegando a una pureza del 96 %.

La cercanía de Queenstown y los Alpes del Sur, hicieron que Peter Jackson contase con los servicios de la compañía HeliWorks, Queenstown helicopters, y de su experto piloto, Dave Kershaw, para la localización de los exteriores de su película El Señor de los Anillos.  Al otro lado de las montañas nevadas de los Alpes, se encuentra Isengard.

Panoramica_NZ_LagoPukaki

El lago Pukaki es el segundo mayor lago de los que están a los pies de los Alpes del Sur. Está dentro del Aoraki Mount Cook Parque Nacional.

Este lago se alimenta de los glaciares y su mayor peculiaridad es la tonalidad de sus aguas de un azul turquesa ocasionado por los sedimentos de roca glaciar que contiene.

Panoramica_NZ_Waimangu

El 10 de Junio de 1886, una violenta erupción volcánica agujereó la región de Taupo, cercana a Rotorua. Se formaron una serie de cráteres que permitieron que el fluido geotermal, que ya estaba presente en el subsuelo, surgiera a la superficie de la tierra.  Así se formo el valle volcánico de Waimangu.

Valle dominado por el monte Tarawera, un inquieto volcán durmiente que ha entrado en erupción cinco veces en los pasados 18.000 años.

En la actualidad, las aguas sulfurosas, riachuelos y manantiales de agua caliente, geiseres y lagos rojizos reposando en los cráteres, terrazas y precipicios, y la flora que crece a la vida a prueba de sulfuro y azufre, se pueden visitar en una interesante caminata por un sendero llamado de la caminata del  Monte Haszard.

Permalink 8 comentarios

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 58 seguidores