Romain de Tirtoff.

1 abril 2009 at 22:00 (Ilustración, Moda, Pintura, Publicidad)

Acerca de Romain de Tirtoff o Erté, tal como suenan las dos primeras letras de su nombre en francés y tal como se renombró cuando se traslado a trabajar a París, se ha escrito mucho, pero me gustaría destacar unas palabras de Franco Maria Ricci, en su introducción como editor en un volumen de su fabulosa obra “Los Signos del Hombre“, dedicada a Erté: “… Fabricar uniformes equivaldría, por lo tanto, a fabricar almas; arrancar uniformes a arrancar almas.  Y ha sido la sociedad industrial la que se ha aprovechado de este descubrimiento, el mundo dilatado del consumo que, a semejanza del Diablo, busca con frenesí poder y clientela y, gracias a las sugerencias de la moda, puede a un mismo tiempo fabricar almas y vender vestimentas.  Uno de los grandes protagonistas de este fenómeno ha sido Erté, inventor de la mujer moderna; revela los poderes del disfraz simbólico, que encuentra en los ornamentos sacerdotales un arquetipo religioso y dibuja un Alfabeto que escapa a toda significación, ya que permanece al servicio de la letra y no del discurso.”

Con el Alfabeto y los Números compuestos por Erté, la letra y la matemática se vuelve primordial, refuerza su esencia de letra y de número .  Con este trabajo poético, Erté hace de cada una de nuestras letras y números occidentales un ideograma, es decir un grafismo que se basta a sí mismo, que se olvida de la palabra y de la cifra que representa.

Y es que Erté se transformó en un mito por mediación de sus trabajos en exclusiva para la revista “Harper’s Bazaar” y sus multiples colaboraciones para las revistas Vogue, International Cosmopolitan, Sketch de Londres, Art et Industrie de Paris, sus diseños de vestuario y decorados para el Folies-Bergère de Paris, para el Alcazar de Marsella, para la Chicago Opera Company, para el Winter Garden de Nueva York, para el Palladium de Londres, para la Metro-Goldwin-Mayer, para la Opera de Riga, y así podríamos seguir por  innumerables teatros, óperas, operetas y diversos espectáculos por toda Europa y por Estados Unidos, durante los años 20 hasta los no tan lejanos años 80.

erte_orig

erte-female1

erte-female21

erte-female31

erte-female42

erte-female51

erte-female62

erte-female72

erte-female82

erte-female92

erte-female102

erte-female11

erte-female121

erte-female131

erte-female141

erte-female152

erte-female162

erte-female172

erte-female181

erte-female192

Erté ya dibujaba con pasión a los tres años y así en su niñez ya era su pasatiempo favorito.  Nació en San Petersburgo, Rusia en 1892.  Era el único hijo varón de un almirante de la flota imperial zarista y ya siendo un niño también comenzó a sentir fascinación por las miniaturas persas e hindúes que encontró en un libro con reproducciones a color en la librería de su padre. Este exotismo influiría enormemente en sus creaciones y en su estilo.

Él mismo reconocería que las miniaturas persas e hindúes se hallaban en la base de su arte, que fueron su influencia número uno.  Según él, su segunda influencia en cuanto a su técnica gráfica, fueron los vasos griegos del museo del Ermitage en San Petersburgo, donde pasaba días enteros estudiando aquellos vasos.

erte-male4

erte-male6

erte-male7

erte-male81

erte-male91

erte-male111

erte-male121

Cuando a los 18 años se trasladó a París, adoptó el nombre de Erté, por la pronunciación francesa de sus iniciales. En 1915, comenzó una relación muy fructífera con la revista americana de moda “Harper’s Bazaar” para la que llegaría a crear más de 240 portadas. Sus dibujos de moda aparecían en muchas otras publicaciones e hicieron de Erté uno de los artistas de los años 20 más reconocidos mundialmente.  Fué en Paris, donde también comenzó a desarrollar múltiples vestuarios y decorados para el teatro y para otros espectáculos, siendo de tan alta calidad y delicadeza sus diseños, que todos los teatros de Europa y de América, se lo rifaban para encargarle sus puestas en escena en decorados y vestuarios.

2687880388_22055ba5ae

ladiesinwaiting-cal

moonlight-cal

rosegown-cal1

El trabajo de Erté está presente en importantísimos museos en todo el mundo, y como anécdota, servirá que el Metropolitan Museum of Art en Nueva York llegó a adquirir en el año 1967 la totalidad de las obras expuestas por Erté en la Grosvenor Gallery, también de Nueva York. Un total de 170 piezas nada más y nada menos.

Aparte de en este museo se pueden encontrar trabajos de Erté en el  County Museum de Los Angeles, en el Smithsonian Institute en Washington, D.C., en el Victoria and Albert Museum en Londres y en muchos más.

kb_ertethe_wave

erte-amethyst1

erte-carnelian1

erte-diamond1

erte-emerald1

erte-ruby1

erte-topaz1

Erté está considerado como uno de los fundadores originarios del movimiento Art Deco y es este estilo con el que suele identificarse. Además de sus trabajos en pintura y dibujo en las áreas que antes he mencionado, también es un escultor nato, así él mismo comentaba:

“… Para mí, esculpir es un impulso natural, en mi técnica creativa, concivo diseños en tres dimensiones … Esto es imposible para un diseñador de moda que tiene que restringirse a las 2 dimensiones, y está confinado a las proporciones físicas del cuerpo humano. La escultura, trabajando en tres dimensiones, me permite ejercitar todos mis impulsos creativos, incluyendo el uso del color y el modelado de formas fantásticas…”

En los años 60, Erté produjo litografías, serigrafías y una gran cantidad de esculturas en bronce. Además diversas entidades dedicadas al arte, como la Circle Fine Art Corporation de Chicago, comenzaron a realizar la producción de joyas partiendo de sus diseños.

divai-cal

752769821_l

erte-shoes

glamour-cal

goldenfleece-cal

necklace-cal

Su autobiografía “Things I Remember“, fué publicada en 1975 y se despidió del fascinante mundo que ilustró y decoró a los 98 años en 1990.

Anuncios

3 comentarios

  1. carlos_roda said,

    Excelente trabajo el de Erté, excelente introducción la de Franco Mª Ricci, y excelente trabajo de recopilación el que has hecho Jesús. Y vaya si se nota en su trabajo su fascinación por el arte indú… Por cierto que en la primera colección de revistas de FMR no recuerdo haber visto nada de Erté, bueno no lo sé, la verdad que tendría que mirarlo, hace muchos años que no les echo un vistazo.

    Por cierto, me gusta mucho el nuevo nombre del blog, y por lo que veo, y por todo lo que tienes para contar, nunca vas a henchir el baúl…

    Me ha encantado la entrada!

    Saludos!

  2. Jesús Angel Ortega said,

    Me alegro que te guste Carlos.
    La colección “Los signos del Hombre” (son unos 21 volúmenes aprox. y están casi todos descatalogados), contiene algunas de las obsesiones más fuertes por cierto arte y artistas de Franco Maria Ricci y es una publicación al margen de la revista FMR. Yo la tengo y la verdad es que es una gozada. La revista FMR no la tengo y desde luego también son una gozada por los números que he podido ver.
    Al nombre del blog le di unas cuantas vueltas, ya que el que puse al principio me parecía un poco soso, así que al final me decante por este homenaje a la isla del tesoro y a uno de mis personajes preferidos de juventud. Me alegro que te guste el nombre.

    Saludos!!

  3. Más de 80 años de ilustraciones: Erté | Chic Mood said,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: