Ninotchka.

15 abril 2009 at 22:00 (Cine, Comedia)

En 1937, Gottfried Reinhard había llevado la historia de Ninotchka a la MGM.  Resultaba evidente que la historia original de Melchior Lengyel había sido escrita pensando en Greta Garbo, y su trampolín de arranque habían sido unas notas garabateadas en un cuaderno que decían lo siguiente: “Chica rusa saturada de ideales bolcheviques visita la espantosa, capitalista y monopolista ciudad de París. Encuentra un amor y se lo pasa estupendamente. El capitalismo no está tan mal después de todo”.

En la historia original de Lengyel no se habla de las joyas, y los tres comisarios rusos son personajes serios. En definitiva el guión que Lengyel terminó para un primer rodaje a primeros de enero de 1938 era un guión un tanto insípido.  En noviembre de ese mismo año, el guión aún no estaba terminado y los comisarios aún no se utilizaban como interludio cómico.

Finalmente, en Diciembre de 1938, tras descartar a varios directores por parte de Louis B. Mayer y consultar a la Garbo, se finalizaron las negociaciones para que Ernst Lubitsch se hiciera cargo de la dirección de la película. Cuando Lubitsch se incorporó al trabajo en febrero de 1939, lo primero que hizo fue indicar que el guión no le gustaba, esto implicó que incluso se rumorease que el proyecto iba a ser cancelado, pero finalmente se llegó un acuerdo, muy posiblemente por intermediación de la Garbo, que deseaba que la dirigiera un artista y no un artesano de variadas aptitudes de los que trabajaban en la MGM.

ernstlubitsch

Lubitsch se puso a trabajar en el guión y llamó a Billy Wilder y Charlie Brackett para ayudar. Los recuerdos de Wilder reflejan el ambiente de trabajo que reinaba durante el  desarrollo del guión: “Lubitsch miraba nuestro material y decía Jo, jo, muy bueno, y tachaba la frase siguiente. Leía un poco más, decía Jo, jo y tachaba otra frase. Lo que hacía era depurar y por eso era un gran guionista.”   Finalmente el guión está firmado por Lubitsch, Wilder, Bracket y Walter Reisch.

La producción comenzó en Mayo y como era costumbre, la inseguridad de la Garbo, bordeaba la paranoia. Cualquiera que no fuera absolutamente necesario tenía prohibido el paso al plató y la escena de la borrachera de la Garbo en el film, y la inhibición de ésta para interpretarla delante de otras personas, estuvo a punto de poner punto final en más de una ocasión al rodaje, a pesar de que Lubitsch dejó el rodaje de esta escena para el final.

2120001020a

2533441020a

2678551020a

2740041020a

No está muy claro si la Garbo y Lubitsch se llevaban bien o mal, ya que la divina hizo diversas afirmaciones acerca de Lubitsch a diferentes confidentes, que si era vulgar le decía a uno, que si era maravilloso le decía a su amante, que si era el mejor director con el que había trabajado; en cualquier caso, el interpretar un papel alegre en vez de triste para variar y la energía de Lubitsch, sacaron de Greta Garbo lo que hacía falta para que estuviera sublime en esta magnífica comedia.

En un preestreno de Ninotchka, Lubitsch, obsesionado por el resultado, se lanzó sobre las tarjetas de preestreno rellenadas por el público y al llegar a una en particular soltó una carcajada clamorosa. La tarjeta decía: “Estupenda película; la más divertida que he visto en mi vida. Me he reído tanto que me he meado en la mano de mi novia.

También cuentan como Greta Garbo se emocionó bastante al comprobar, en otro preestreno, como la gente se reía con la película.  No estaba acostumbrada.  Esto sería utilizado para la promoción por parte de la Metro, anunciando a bombo y platillo el famoso: “Garbo Laughs”, ofreciendo así ese milagro nunca antes contemplado por el público, ¡Greta Garbo riendo!

4209771020a

4209781020a

ninotchka_xlg

ninotchka1

ninotchka_ver2

Ninotchka es la historia de tres desventurados comisarios rusos, Iranoff (Sig Ruman), Buljanoff (Felix Bressart) y Kopalski (Alexander Granach), enviados a París para vender unas joyas y conseguir dinero para el estado, mientras el amante de la Gran Duquesa (Ina Claire), dueña de las joyas antes de la revolución, el conde Leon d’Agoult (Melvyn Douglas),  muestra a estos tres comisarios las ventajas y placeres del capitalismo, hasta que la comisaria comunista convencida, fría y pragmática, Nina Ivanovna YakushovaNinotchka (Greta Garbo), es enviada desde Moscú para recogerlos cuando van siendo seducidos lentamente por los placeres del oeste.

El interludio cómico del trío de comisarios, genialmente interpretados por estos actores que repetirían con Lubitsch en otros éxitos posteriores, sería utilizado años después por uno de sus discípulos y más queridos colaboradores que además siempre recordó a Lubitsch, sus lecciones  y su famoso “toque Lubitsch” irrepetible. Hablo de Billy Wilder y de su película One, Two, Three.

El mundo de Ninotchka está lleno de aristócratas inútiles, de ricos y pobres, de enfrentamiento sexual simbolizado por los papeles políticos. En realidad es el mundo de Von Stroheim, pero en lugar de poner el acento en la morbosidad y la tragedia, Lubitsch las utiliza con humor e ingenio.  Así, el matiz lo es todo. Por ejemplo, cuando tres zanquilargas vendedoras de cigarrillos entran a grandes pasos en la habitación del hotel, Ninotchka dice a los comisarios con rostro inexpresivo: “Camaradas, deben de haber fumado ustedes un montón”.

Ninotchka marca el inicio del mejor periodo de Lubitsch, en el que pasa revista con humor tierno y admirable los diferentes modos en los que la vida de la mente, cede terreno a la vida del corazón; el comunismo no cede ante el capitalismo sino ante la cópula. “Nadie puede ser tan feliz sin ser castigado” gime Ninotchka en cierto momento, pero en el benevolente mundo de Lubitsch nadie es castigado y nada es punible excepto la crueldad.

ninotchka003

Algunos de los magníficos diálogos de esta obra maestra de la comedia:

-Camaradas, no nos engañemos. Es maravilloso.
-Sinceramente, ¿tenemos algo parecido en Rusia?
-No.
-¿Os imagináis cómo serán las camas en este hotel?
-Dicen que si tocas el timbre una vez acude un botones. Si lo tocas dos veces, acude un camarero. ¿Y sabéis que pasa con tres toques? Que acude una doncella. ¡Una doncella francesa!
-¿Os imagináis si lo tocáramos nueve veces, camaradas?

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊

Ninotchka: Why do you want to carry my bags?
Porter: That is my business.
Ninotchka: That’s no business. That’s social injustice.
Porter: That depends on the tip.

◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊

Fuentes documentales utilizadas:

Lubitsch. N.T. Binh & Christian Viviani.  T&B Editores.
Ernst Lubitsch. Sonrisas en el paraiso. Scott Eyman. Plot Ediciones.
Conversaciones con Billy Wilder. Cameron Crowe. Alianza Editorial.
Comedia, Humor y sátira en el cine. Juan Campos. Editorial La Máscara.
Diccionario Espasa de Cine. Augusto M. Torres. Espasa.
Y por supuesto … Internet.

2 comentarios

  1. Las reglas de oro para una comedia de éxito. « El jergón de Long John Silver. said,

    […] Ninotchka. […]

  2. Classic Comedies II « El jergón de Long John Silver. said,

    […] Ninotchka […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: