Aquellos forzudos de otros tiempos.

9 julio 2009 at 22:00 (Cine, Cine de Aventuras, Cine Histórico, Comedia, Erotismo, Ficcion-Fantástico, Mitología)

El año en que nací yo, 1959, se estrenaba mundialmente una película que marcaría el comienzo de un género en el cine europeo.  La película Hércules, que se estrenaría en España en 1960,  se había estrenado un año antes en su país de origen, Italia, y ningún otro film sobre mitos griegos ha tenido tanta influencia como este éxito de taquilla del productor americano Joseph E. Levine.

Levine
, famoso por sus campañas de publicidad hercúleas, nunca mejor dicho, para promocionar las películas que producía, recaudó con esta película “peplum” más de 18 millones de dólares, y transformó la inversión en este título italiano (Le Fatiche di Ercole), de 120.000 dólares, en una auténtica fortuna.

hercules_1958_poster_01

hercules_1958_poster_02

hercules_1958_poster_03

hercules_1958_poster_04

El film, dirigido por Pietro Francisci,  tiene graves defectos, destacando sobre todo la mediocridad de la atmósfera, sus pobres caracterizaciones, el doblaje espantoso, y una historia de amor empalagosa,  pero fue el prototipo de todo un género.

Hércules fue la primera película neoitaliana sin ninguna pretensión, salvo convertir la acción histórica y romántica en un espectáculo rentable, plagado de aventura pura y emocionante.

En esta película y en las que la seguirán,  las estrellas masculinas cumplen nuevos requisitos que serán característicos de este nuevo género, o del género renovado por los italianos: bíceps de 45 centímetros y pectorales de 125 o más.

hercules_unchained_poster_03

hercules_unchained_poster_02

hercules_unchained_poster_04

hercules_unchained_poster_05

El papel protagonista lo encarnaba un espécimen humano perfecto en musculatura masculina, el Mister Universo de 1950, Steve Reeves. Aunque ya había protagonizado algún título anterior, Hércules le catapultó a la fama y la pantalla.  Su físico esculpido con proporciones helénicas se esforzaba, se contraía, se estiraba y se exhibía en cada escena de un guión superficial que lo único que buscaba era el entretenimiento de las masas.

hercules_unchained_poster_06
hercules_unchained_poster_07

Anteriormente al Hércules de 1959, y también posteriormente, se han producido innumerables películas que podrían también incluirse en lo que se conoce como género “peplum” y que se basan  en el mundo grecorromano, aunque no exclusivamente.

Y así tenemos desde la Intolerancia de D. W. Griffith de 1916, pasando por los diferentes Espartacos (1909, 1913, 1914, 1919, 1954, 1960), los Ben-Hur (1907, 1925, 1959), las Cleopatras, los emperadores romanos, los bárbaros y los hunos, las películas basadas en la Biblia y en el Nuevo Testamento, las Medea, la guerra de Troya, Alejandro Magno, la Odisea y Ulises, Esparta, Rodas y su coloso, los gladiadores, Roma… y un sinfín de películas y temáticas más alrededor de ese mundo pretérito.

sword_of_conqueror_poster_01
Pero fue a partir de este Hércules del 59, cuando la industria italiana produciría la mayoría de las conocidas como epopeyas de forzudos, sin otra pretensión que buscar el divertimento general para todos los públicos.

hercules_1983_poster_01
Esta producción de musculosas películas se extendería hasta el año 1965, aunque posteriormente se realizaron algunas reapariciones como la de 1970 (Hércules in New York) con Arnold Schwarzenegger, los dos Hércules de Lou Ferrigno en 1983 y 1985, o la serie de Televisión Hercules: The Legendary Journeys.

Entre los forzudos famosos, además del insuperable Mister Universo y Mister Mundo, Steve Reeves, y de su antecesor una generación anterior, Bartolomeo Pagano, destacaron también otros musculosos posteriores como Gordon Scott, bombero de Las Vegas y revitalizador del subgénero de Tarzán en 1955 y que interpretó a Hércules, Maciste y otros cachas, Mark Forrest que también interpretó al forzudo Maciste, Ed Fury que interpretó a Ursus, Colossus y también a Maciste, Kirk Morris, Brad Harris, Reg Park, Dan Vadis,  Samson Burke, Peter Lupus (con el pseudónimo Rock Stevens), Sergio Ciani (con el nombre  artístico de Alan Steel), Lou Ferrigno, Richard Harrison.

goliath_and_dragon_poster_01

goliath_and_dragon_poster_02


goliath_and_dragon_poster_03


goliath_and_rebel_slave_poster_01

Los villanos en estas películas siempre eran unos déspotas y opresores del pueblo, o unas reinas malvadas y seductoras, siempre con un ejército de lacayos armados dispuestos a matar al forzudo, se llamase Hércules, Heracles, Maciste, Sanson, Ursus, Colossus o Goliat.

Los decorados siempre eran parecidos, muy imaginativos pero de saldo. Las cuevas húmedas llenas de estalactitas donde vive el monstruo, el desolado salón del trono del déspota de turno, el estridente dormitorio de la malvada reina, las mesas de madera de la posada local, que  acabarán destrozadas en una pelea.

hercules_samson_and_ulysses_poster_01

samson_1961_poster_01

samson_1961_poster_02

En la mayoría de estos peplum de forzudos aparecen persecuciones, en carro, a pie o a caballo, peleas entre gigantescos forzudos, entre el forzudo y  diez o doce oponentes esmirriados a la vez o entre bestias espeluznantes y el héroe, derrumbamientos y destrozos variados a base de empujones y estirones, y otras escenas de acción forzuda.

Pero también aparecen largas caminatas sin palabras por bosques, desiertos y playas que ofrecen al espectador un respiro a la tensa acción previa o al elaborado y traicionero diálogo palaciego.  El héroe suele encontrar en esta caminata villas o granjas en llamas, cuerpos mutilados, apuñalados, ahorcados, ensangrentados y a veces, puede estar seguro de descubrir entre esos cuerpos a su anciano padre, a su mejor amigo, al padre de su prometida, al amigo de su amigo. Es una tragedia difícil de soportar, y cobra forma la promesa de venganza del forzudo: las tropas del tirano pagarán caro la afrenta.

amazons_of_rome_poster_01
son_of_spartacus_poster_01

son_of_spartacus_poster_02

son_of_spartacus_poster_03

hercules_and_captive_women_poster_01

Y el forzudo se abre paso a golpes, doblando objetos, arrojando rocas y todo lo que tiene a mano, sea lo grande que sea, empujando, demoliendo, sacando músculo, y con sus manos desnudas y su fuerza bruta, arreglando las cosas en el sentido más simplista.

Cualquier época y cualquier lugar son buenos para que los forzudos repartan mamporros y la industria italiana, antes de decidir pasarse al salvaje Oeste, produjo 180 filmes que enviaron a Hércules y sus compañeros de pectorales de acero a la China del siglo XIII, al imperio Inca, al moderno Manhattan, a la era glacial, a luchar contra vampiros y otros monstruos y a la luna si hacía falta.

hercules_against_mongols_poster_01

hercules_and_pirates_poster_01


hercules_and_pirates_poster_02

maciste_vs_vampire_poster_01

maciste_vs_vampire_poster_02

hercules_against_moon_men_poster_01

Como escribió Pierre Leprohon en The Italian Cinema: “La historia del cine no se puede escribir solo teniendo en cuenta el trabajo intelectual”

Fuentes documentales utilizadas:

Peplum. El Mundo Antiguo en el Cine. Jon Solomon. Alianza Editorial.
Diccionario del Cine de Aventuras. Javier Coma. Ed. P & J.
IMDB:

3 comentarios

  1. senses&nonsenses said,

    menudo regalito, es decir, regalazo, para los ojos:
    mi hércules favorito, y de los mister universos el más guapo, porque mira que schwarzzie o lou ferrigno.
    la lista de carteles, completísima, qué barbaridad.

    buen fin de semana.
    un abrazo.

  2. Andrés said,

    Nunca había oído lo de “peplum”, una cosa nueva que he aprendido. A mi me gusta mucho esta temática, no sé porqué ciertos géneros quedan subyugados a una época del pasado, sería interesante que fueran más homogéneos.

    Los carteles me dan algo de risa por la cara de lobas que ponen algunas, jeje, y la de “Hércules contra los hombres de la Luna” me parece muy friki, una auténtica joya.

    Un abrazo.

  3. esbilla said,

    Como “peplumita” practicante no tengo más que gozar como un enano de este despliegue de colorido, sentido de la maravilla, erotismo “naïf” e ingenuidad heroica a paladas. Aparte del gracejo subyugante que estas películas derrochan hay que señalar su fundamental importancia histórica, con el primer Hércules empezó todo, es el inicio de la edad de oro del cine popular europeo, la era de las coproducciones y el apoteosis del “cinema bis” en todas su formas velozmente mutantes y vorazmente rapaces.
    Lo de “peplum” viene por las sandalias, que así se designa en latín a las que usaban los legionarios, en el mundo anglosajón también se denomina al género como “Sword & Sandal” un poco en parodia de la “Espada & Brujería”.
    Entre los muchos y lustrosos caballero que luciero biceps y pernil Steve Reeves era insuperable, sin ser actor, que no lo era ni bueno ni malo, tenía una nobleza y un aire de verdadera majestuosidad, de heroismo abnegado. Aunque también guardo simpatía por Reg Park y su reconversión de Hércules en figura bonachona y relajada.Y desde luego bellezas de la clase de Silvia Koscina, el ardor de Chelo Alonso o la libidinosidad de Sylvia López no se olvida facilmente.
    Suelo escribir también en Filmaffinity como ben wade y allí tengo reseñados un puñado de títulos que creo deberían ser recopilados e ilustrados como se merecen en la esbilla cinematográfica popular.
    Recomendados el segundo título de Reeves como Hércules, “Hércules y la reina de Lidia”, ese delirante título de Bava que es “Ercole al centro della terra”, “La conquista de la Atlántida” de Cottafavi o en terrenos menos fantásticos y más románticos “La batalla de Maratón” con Tourneur poniendo clase y elegancia en la realización o claro, “El coloso de Rodas” que dirigió Leone pre “spaghetti-western”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: