Panorámicas (III) – Islas Griegas.

4 septiembre 2009 at 22:00 (Arquitectura, Escultura, Fotos, Fotos JAO, Historia, Naturaleza, Panorámicas, Viajes)

Los mares que rodean Grecia están salpicados de cientos de islas con siglos de historia y de misterio.

No es de extrañar que Odiseo tardara 10 años en volver desde Troya, tras la larga guerra a la que con su ingenio puso fin, hasta su reino de Ítaca, en las actuales islas  Jónicas. En su periplo fondeo sus naves en el país de los Lotófagos, en la isla de los Cíclopes, en la isla de Eolo, en la de la maga Circe, en la isla de las Sirenas, y perdió su barco en varias ocasiones durante su viaje y también a la totalidad de sus hombres, por culpa de los traicioneros mares griegos y a causa de los más traicioneros y caprichosos Dioses del Olimpo.

La multitud de islas que se esparcen por los mares de Grecia están plagadas de olivares, viñedos y pastos y también concentran miles de años de historia, civilizaciones arcaicas y fenómenos naturales que pasaron a la historia por su violencia y magnitud.

La isla de Santorini fue colonizada por los minoicos en el 3.000 a. C. y en el 1.450 a. C. tuvo lugar una erupción volcánica que diseminó trozos de esa isla por todas sus vecinas de los alrededores, llegando incluso fragmentos hasta la lejana Creta.

Panoramica_GR_Santorini_2_small

Esta violenta erupción provocó un tsunami con olas de más de 200 metros de altura que llegó a la Creta minoica y la devastó.  Además  dio a esta isla de Santorini su característica forma en media luna, ya que antes de que se desatase la ira de los dioses, era una isla volcánica de forma redonda y con la violenta erupción se partió en dos,  formándose en el centro un enorme cráter o caldera donde emergieron posteriormente pequeñas islas volcánicas que aún continúan activas.

Panoramica_GR_Santorini_small

Es una isla fascinante, con pequeñas playas de arena negra y con acantilados volcánicos donde se instalan pintorescos pueblecitos blancos como su capital: Firá (o Thirá), que se asoma a la profunda caldera y despliega en sus acantilados de roca volcánica hoteles, bares y restaurantes con unas magníficas vistas.

Panoramica_GR_Santorini_Oia_2_small

En la punta norte de la isla de Santorini se sitúa el bello pueblo de Oía y que según la leyenda  es morada de vampiros.  En el acantilado que se precipita al mar, se mezclan casas de colores, famosas y frescas viviendas trogloditas, iglesias de cúpulas azules y múltiples restaurantes  colgados del abismo. Este típico pueblecito es famoso por sus maravillosas puestas de sol.

Saliendo de las Islas Cícladas, cuna de poderosas civilizaciones de la edad del bronce y navegando hacia el sur-este, nos adentramos en el Dodecaneso, las islas más meridionales de Grecia esparcidas a lo largo de la costa turca.

La capital del Dodecaneso es también la isla más grande. Rodas ha sido una plaza importante en los siglos V y III a. C. y formó parte de los imperios Romano y Bizantino. En el año 1.309 erigieron su ciudadela en la capital los caballeros Hospitalarios de San Juan que posteriormente la perdieron a manos de los otomanos. Estos también la perderían más tarde siendo ocupada por los italianos.

Panoramica_GR_Rodas_small

El palacio de los Grandes Maestres es una fortaleza dentro del barrio de los Caballeros y era el último refugio de la población en caso de peligro.  Se construyó en el siglo XIV y fue sede de 19 Grandes Maestres.  Tras una explosión accidental que lo destruyó parcialmente en 1.856 no sería hasta el siglo XX, en los años 30, en que se restauraría por parte de los italianos para que sirviera de hogar a Mussolini y al rey Víctor Manuel III.

Panoramica_GR_Rodas_2_small

El palacio alberga mosaicos de inmenso valor, tanto romanos como paleocristianos, así como una gran cantidad de estatuas helenísticas, como las que jalonan el gran patio central, la  mayoría procedentes de la isla de Cos.

Solo 2 islas de las más de 2.000 que se extienden desde el mar Jónico en el oeste, hasta el Egeo en el este. De esa ingente cantidad, solo están habitadas permanentemente unas 100 islas pero basta con conocer unas pocas para desear sacar tiempo y soñar con emular a Odiseo para perderse por ellas, incluso durante 10 años.

5 comentarios

  1. Nomeolvides said,

    Yo no las he visitado todavía. Espero hacerlo en esta vida.😀

    • Jesús Angel Ortega said,

      Hola Nomeolvides, pues sí que merece la pena. Al menos sacar una semanita y no tanto como le ocupó a Ulises, que el presupuesto no da para tanto…

  2. La copa de Circe said,

    Cómo me ha gustado éste post, no solo porque me enamoré de las islas que tuve la oportunidad de visitar (Mikonos, Paros, Santorini, ésta última hasta el mismísimo cráter del volcan, qué calor por dios!), sino porque has mentado a la maga Circe, mi nombre “artístico”.
    Gracias por tus magníficas entradas una vez más!

  3. carlos_roda said,

    Pues como dice Circe, yo también me enamoré de las islas Cícladas hace ya bastantes años, y aunque tengo muchas fotos ninguna es tan panorámica y espectacular como las que has puesto tú. Tengo que volver algún día, y también tengo que visitar las del Dodecaneso, no puedo morirme sin conocer la isla de Rodas jeje…

    Saludos y un abrazo Jesús!

  4. Bit Quique said,

    Espero también, poder conocer estos hermosos lugares antes de pasar a “¿mejor?” vida…

    Me llama la atención cómo en algunas imágenes impera el color blanco de las construcciones, ¿a qué se deberá?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: