Happy Halloween Vampira!

31 octubre 2009 at 22:00 (Cine, Erotismo, Ficcion-Fantástico, Mis Mitos del Cine, Series TV, Terror)

Corría el año 1953 y se celebraba una de las más sonadas fiestas de disfraces de la época, la Ball Caribe Masquerade, organizada por el coreógrafo de Los Ángeles Lester Horton.

Esta fiesta estaba plagada de personajes de la farándula que buscaban una oportunidad para hacer despegar sus carreras, ya que en la prestigiosa fiesta se daban cita los más afamados productores, guionistas y ejecutivos de los estudios de cine y de la incipiente y aún no muy tomada en serio Televisión.

La finlandesa Maila Elizabeth Syrjäniemi Nurmi, sobrina del famoso corredor olímpico Paavo Nurmi, era bailarina exótica y modelo fotográfica.  Se había casado con el guionista y productor Dean Reisner, y había destacado en varios pequeños papeles como extra en Broadway,  por lo que tenía asegurada su invitación al baile de máscaras.

vamp-glamorphoto

Su asistencia al baile fue sonada y cambio su suerte para siempre.  Inspirándose en el personaje femenino de las tiras cómicas de Charles Addams que aparecían en The New Yorker (personaje que posteriormente sería bautizado como Morticia en la serie de TV), y mezclando esa imagen con algunas fotografías de fetichismo obtenidas de la revista S&M Bizarre, Maila se presentó en la fiesta con un ajustado vestido negro, una larga cabellera como el azabache y el cuello con sangrientos arañazos.  Esta mujer pálida recién salida de una tumba, mitad vampiro sexual y mitad espectro amortajado, se llevó el primer premio del concurso de disfraces de entre los 2000 asistentes.

U1057325

large_VAMPIRA

Maila sería recordada poco después por uno de los asistentes a la mascarada, el director de programación de la cadena KABC Hunt Stromberg Jr., que andaba buscando una forma de presentar al público los viejos clásicos del cine de terror. Así que localizó a Maila y la ofreció la posibilidad de ser la presentadora de un show nocturno que diera un repaso a los polvorientos hitos del terror, pero con la condición de que apareciera con la misma imagen que en el baile de disfraces.

Vampira_3

vampira_cortinas

vampira_100

Maila se puso a darle vueltas a aquella imagen, y como no quería copiar la creación de Charles Addams, para no violar el copyright, inventó su propio personaje mediante la receta de un bebedizo infalible, tal y como nos relata el tristemente desaparecido Miguel Angel Prieto en su libro “¡Malditas Películas!”:

2 onzas de Theda Bara (vamp, vamp)
2 onzas de Morticia (mórbida victoriana)
3 onzas de Norma Desmond (El crepúsculo de los dioses)
4 onzas de Tallulah Bankhead (la voz, querido)
2 onzas de Marilyn Monroe (los demonios son los mejores amigos de una diablesa)
3 onzas de Katharine Hepburn (victoriana inglesa)
2 onzas de Bette Davis (mamá, baby)
3 onzas de Billie Burke (diletante sin salsa)
3 onzas de Marlene Dietrich (la voz cantante)
8 onzas de pin-ups de “Bizarre
Añadir tres huevos de lagarto, dos capullos de mariposa y un ojo de cristal de un pigmeo.
Agitar vigorosamente hasta evaporarlo.

Y así nació Vampira. Todo un ejemplo de fusión cultural.  Una vampiresa de ultratumba, pechugona y demacrada a la vez, para las noches del sábado, que se acercaba a los televidentes voluptuosamente entre la niebla y daba unos alaridos que helaban la sangre. Sin duda unas introducciones escalofriantes para las historias terroríficas que venían después.

Buenas noches. Yo soy… Vampira. Espero que todos hayáis tenido la buena suerte de pasar una semana horrible”.  Con estas palabras introducía Maila su show nocturno en las televisiones de madera Magnavox de los hogares americanos.  Llevaba una larga melena negra teñida, largas y afiladas uñas de color rojo con las que sujetaba los larguísimos cigarrillos que se fumaba, tacones de aguja y un inhumano contorno de avispa de 43 centímetros (sus medidas eran 96-43-92), embutida en un ceñidísimo vestido de rayón color negro hecho jirones.

aafca

vampira2_2

vampira84b_2

vampbld

En las pausas publicitarias, Vampira bebía veneno de su mueble bar victoriano, y presentaría a los televidentes su cocktail especial formado por una parte de formaldehido, dos partes de sangre de buitre servido con hielo seco y adornado con un ojo de cristal.

The Vampira Show se convirtió en el programa de moda de los años 50 y se dispararon los índices de audiencia de forma vertiginosa.

Maila Nurmi se convirtió en estrella de la Televisión con su show vampírico y las más prestigiosas revistas publicaron amplios reportajes fotográficos sobre su vida y obra.

vampira_lifemast

vampira_life1

vampira_life2

La lista de admiradores de Vampira creció de forma increíble durante ese año y numerosos actores jóvenes eran fans incondicionales de ella y su personaje. Fue así como conoció a Marlon Brando, Mae West, Anthony Perkins, Montgomery Clift, James Dean.

De la relación entre Maila y James Dean se escribieron ríos de tinta, alimentadas principalmente por los voraces paparazzi de la prensa rosa y sensacionalista encabezados por la periodista y actriz Hedda Hopper.  La pareja siempre negó tal relación íntima, si bien mantuvieron una intensa amistad y salían muchas noches juntos por los locales de Sunset Boulevard y alrrededores.

La temprana y trágica muerte de James Dean al volante de su automóvil y su relación con la bruja Maila, generó diversas leyendas negras que circularon en los tabloides sensacionalistas acerca del embrujo que Vampira había ejercido sobre el actor malogrado a tan temprana edad, llegándose a publicar escandalosas historias donde se nombraba a Maila como La Madonna Negra de James Dean.

Vampira-1

Vampira_acid

Vampiraandfans

vampiraskull

Aunque pueda parecer grotesco, estos chismorreos hicieron que la popularidad de Vampira y de su Show nocturno cayera en un declive imparable y se fraguase una situación insostenible agravada además por la negativa de Maila a ceder los derechos de su personaje a la KABC que finalmente canceló la emisión de la serie.

Maila Nurmi fue puesta en la lista negra de la industria y solo trabajó en algunas obras de teatro en Nueva York y en algún espectáculo para el casino Riviera de Las Vegas, donde seguiría sacando partido al personaje vampírico que creó para disfrazarse en una oscura noche de Halloween.

Varios años después de su caída en el olvido, Vampira sería resucitada por el peor cineasta de todos los tiempos, Edward D. Wood, en la bizarra película de culto Plan Nine from Outer Space (1959) donde interpretó a una vampiresa muda en trance, resucitada por un rallo cósmico.  Maila reconocería que quedó horrorizada al leer el guión, pero que necesitaba los 200$ que le ofreció Ed Wood por su día de trabajo.

vampira4-744898

plan_9_from_outer_space_poster_01

nurmi-maila-vampira

Plan9_In Color

Despues de Plan 9, Maila trabajó en varias películas de serie B, hasta que se retiró del cine completamente a finales de los años 60 y se dedicó a su tienda de antigüedades, “Vampira’s Attic”  y a diseñar y vender varias líneas de joyas y ropa.

Cuando en los años 70, la película Plan Nine… fue considerada la peor película de todos los tiempos, ésta se convirtió de repente en un clásico de culto que se proyectaría en las sesiones de madrugada de los cines de medio mundo.  La película y Vampira, de nuevo ascenderían en popularidad y servirían de inspiración a grupos de rock como los británicos The Damned o los neoyorquinos The Misfits, que incluso animaron a la propia Maila a fundar su propio grupo punk que lanzó algunos singles en los años 80: “Vampira and Satan’s Cheerleaders

vampyra1

2_plan9_1152x870

Vampira volvería a resucitar de nuevo con la película Ed Wood de Tim Burton en la que se cuenta la historia del  curioso e interesante peor director de la historia del cine y en la que Lisa Marie recreaba con gran elegancia a Vampira.

Lisa-Marie-Vampira

Toda la vida de Maila Nurmi fue una fiesta de Halloween, con mucha diversión y fama, pero también con momentos de verdadero terror. Es una pena que solo podamos disfrutar de su macabro sentido del humor y de su esplendorosa Vampira de cintura de avispa en Plan Nine… y que no haya más registros de sus programas originales.

La web oficial de Vampira es muy sugerente e interesante y ha rescatado algunos fragmentos de aquel Show solo recomendado a seres de la noche.

Otro enlace interesante es la página dedicada a la película de 2006: Vampira, The Movie.

vam-primp

Películas en las que intervino Maila Nurmi.

1947 If Winter Comes
1958 Too Much, Too Soon
1959 Plan 9 from Outer Space, The Beat Generation, The Big Operator
1960 I Passed for White, Sex Kittens Go to College
1962 The Magic Sword
1986 Population One
1998 I Woke Up Early the Day I Died

vampi-sip

Estos son los Capítulos de  The Vampira Show – KABC-TV 1954-55. Los títulos son muy sugerentes.

1.         04/30/1954      Dig Me Later Vampira (Preview Show).
2.         05/01/1954      Charge is Murder.
3.         05/08/1954      The Face of Marble.
4.         05/15/1954      Revenge of the Zombies.
5.         05/22/1954      Fog Island.
6.         05/29/1954      Corridor of Mirrors.
7.         06/05/1954      (No Identificada)
8.         06/12/1954      Devil Bat’s Daughter.
9.         06/19/1954      The Flying Serpent.
10.       06/26/1954      The Mask of Dijon.
11.       07/03/1954      Strange Mr. Gregory.
12.       07/10/1954      The Man With Two Lives.
13.       07/17/1954      Corridor of Mirrors.

RM#50-5.2.qxd

14.       07/24/1954      Fear.
15.       07/31/1954      Rogue’s Tavern.
16.       08/07/1954      Dangerous Intruder.
17.       08/14/1954      Mystery of the 13th Guest.
18.       08/21/1954      Midnight Limited.
19.       08/28/1954      Bluebeard.
20.       09/04/1954      Missing Lady.
21.       09/11/1954      Murder By Invitation.
22.       09/18/1954      Red Dragon.
23.       09/25/1954      Missing Heiress.
24.       10/02/1954      Missing Corpse.
25.       10/09/1954      Fatal Hour.
26.       10/16/1954      Phantom Killer.

vampira233

27.       10/23/1954      The Shadow Returns.
28.       10/30/1954      King of the Zombies.
29.       11/06/1954      Doomed to Die.
30.       11/13/1954      House of Mystery.
31.       11/20/1954      My Brother’s Keeper.
32.       11/27/1954      Dear Murderer.
33.       12/04/1954      Castles of Doom.
34.       12/11/1954      The Charge is Murder.
35.       12/18/1954      Return of the Ape.
36.       12/25/1954      Man With the Gray Glove.
37.       01/01/1955      Apology for Murder.
38.       01/08/1955      Decoy.
39.       01/15/1955      Murder is My Business.

Vampira_by_hardnox757

40.       01/22/1955      Phantom of 42nd Street.
41.       01/29/1955      Case of the Guardian Angel.
42.       02/05/1955      Lady Chaser.
43.       02/12/1955      Killer at Large.
44.       02/19/1955      She Shall Have Murder.
45.       02/26/1955      The Lady Confesses.
46.       03/05/1955      Larceny in Her Heart.
47.       03/12/1955      Glass Alibi.
48.       03/19/1955      Detour.
49.       03/26/1955      Strangler of the Swamp.
50.       04/02/1955      Woman Who Came Back.

vamp-nurmi-ocean

Fuentes documentales utilizadas:

¡Malditas Películas!. Miguel Angel Prieto.
Monster Show. David J. Skal. Ed. Valdemar Intempestivas.

Anuncios

Permalink 12 comentarios

Ex libris eróticos.

26 octubre 2009 at 22:00 (Curiosidades, Erotismo, Ilustración, Literatura)

El término Ex libris procede del latín, y significa literalmente “de entre los libros de”.

Es una marca o una etiqueta que indica la propiedad de un libro y que suele colocarse en el reverso, la cubierta o la tapa de un libro, o bien formando parte de él, grabado mediante diversas técnicas como la litografía, serigrafía, fotograbado, sellos de caucho, etc., o bien un cartón, tarjeta o estampa que se coloca en el libro a modo de señalador, pero que además de servir para este menester, identifica la biblioteca propietaria del ejemplar, ya sea ésta institucional o privada.

Christopher_de_Paus_COA

Ex_Libris_of_Paul_Gore

Ex_Libris_Manuel_Brunet

Nuremberg_chronicles_-_Bookplate

Ex-libris_of_Hieronymus_Radziwill

En la Edad Media los ex libris más difundidos consistían en anotaciones manuscritas en los códices, a veces con filigranas que los embellecían, y con los que los monjes autores solicitaban la devolución del libro al propietario con frases como esta:

Este libro pertenece a los monjes del monasterio de Santo Jacopo de Ripoli en Firenze. Quien lo coja, tenga la bondad de devolverlo pronto y sin ningún desperfecto. Este libro es mío.

Incluso otros ex libris consistían en una sarta de maldiciones que pretendían asustar a los amigos de lo ajeno o a los no devolvían a tiempo los volúmenes, como ésta maldición encontrada en un libro del templo de Daigoji (Japón):

Robar este libro cierra las puertas del Cielo, y destruirlo abre las del Infierno. El que tome este libro sin permiso será castigado por todos los dioses de Japón.

Los ex libris reflejan el nombre del dueño del ejemplar en el caso de libros particulares o el nombre de la biblioteca propietaria, y suelen llevar una imagen que identifica el carácter de la biblioteca a la que pertenecen o el carácter del dueño de la biblioteca de donde provienen.

EX_LIBRIS_SCHULTZ

46-mani-patkove-1928.bmp[1]

7940128[1]-1

eroticos003

eroticos007

Las temáticas empleadas han variado a través de los tiempos, e incluso muchos de los estilos y temas que se utilizaban desde que se comenzaron a grabar, se siguen utilizando hoy en día, así podemos encontrarnos  escudos heráldicos, símbolos y alegorías, otros relacionados con las profesiones como la medicina, o el gremio del dueño, etc.

También podemos encontrar una gran cantidad de ex libris de contenido erótico, como los que aquí hay recopilados,  y que habitualmente señalan la pertenencia del ejemplar a una colección especializada en esa temática.

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Durante el siglo XIX y principios del XX los ex libris se pondrán muy de moda y conocerán un gran florecimiento propiciado por el Modernismo y un auge importante del coleccionismo, asociaciones de exlibrismo y la celebración de congresos y concursos dedicados a estas pequeñas obras de arte engarzadas a la literatura.

Son célebres las aportaciones de artistas de la talla de Durero, Holbein o Cranach y en la actualidad, hay muchos artistas de la ilustración y del mundo del cómic que tienen en su portafolio de creaciones bellos ex libris con que marcar nuestros libros.

Estas pequeñas obras de arte que aquí he recopilado, pertenecientes al género de ex libris eróticos, son una forma curiosa y fascinante de dar más carácter y elegante identificación al invento más perfecto y grandioso desarrollado por el ser humano: el libro.

eroticos008

004b[2]

034b[1]

015b[2]

eroticos001

E-10

eroticos002

eroticos016

REY124333

eroticos004

eroticos019

008b[1]

eroticos017

eroticos006

9475309[1]-1

29593a

9475292[1]-1

eroticos005

eroticos020

eroticos018

japones006

img082

http---www.exlibrismed.it-MichelFingesten.pdf - Adobe Reader

exlibris011

Franz_von_Bayros_Ex-libris_of_Sweet_Snail

gill_99999999[1]

exlibris franco

exlibris[4]

japones014

KOCH[1]

parkes_Ex_Libris

Riquer%20ExL%20J%20Thomas

Obratil.bmp[1]

Maas[1]

Rassenfosse,_Armand_-_Ex_Libris_E_R,_1921

NEW-4

Riquer%20ExL%20Llibreria%20de%20P%20F%20de%20R

Permalink 7 comentarios

El legado de Gene Kupra.

20 octubre 2009 at 22:00 (Música)

Dos grandes baterías de todos los tiempos del rock’n’roll siempre me han fascinado y siempre los he considerado como los más influyentes entre los percusionistas de la  infinidad de grupos posteriores del rock en todo el mundo. Ellos son Ginger Baker y el desaparecido Keith Moon.

Ambos dieron al mundo de las baquetas los mejores estilos y los mejores ritmos a lo largo de su carrera en míticos grupos como Cream y The Who.

Ginger_Baker.sized

Ginger Baker destacaba por el espectáculo energético sin par que ofrecía al tocar su batería y por dotar a ésta de dos bombos en vez del único bombo al que acostumbraban el resto de bandas de rock hasta entonces.

El super-grupo Cream fue su tarjeta de visita al mundo del rock y pasará a la historia como uno de los percusionistas con un solo de batería grabado de más de 16 minutos, y que se puede encontrar en el álbum Wheels of Fire.

Además introdujo en su estilo la utilización de otros instrumentos de percusión y el estilo de ritmo africano, que utilizará posteriormente a Cream en las diversas formaciones de las que formó parte y que lideró.

keith-moon

A Keith Moon se le considera uno de los mejores y más influyentes baterías del mundo.  Cuando se presentó a la prueba de búsqueda de baterista con  The Who, éstos quedaron impresionados y no dudaron en ficharle de inmediato.

Desgraciadamente, Keith, el amante del surf y del rock’n’roll, también tenía debilidad por el alcohol y las drogas y los pedos que se cogía le hicieron famoso por sus excentricidades y su carácter destructivo que no solo se limitaba a la escena, donde él y Pete Townshend machacaban el equipo en la apoteosis final de sus espectáculos de rock, sino que destrozaba también las habitaciones de hotel, su propia casa, coches de lujo y todo lo que caía en sus manos.

Este virtuoso percusionista falleció trágicamente debido a un colapso por una sobredosis de pastillas que irónicamente le habían recetado para que dejase de beber las cantidades ingentes de alcohol que ya habían ido malogrando sus reflejos y virtuosismo.

gene_krupa

Sin duda,  al margen de otros baterías del Jazz británico y americano que influyeron en el estilo de estos dos genios de los tambores, hay una influencia que ninguno de los dos negaría nunca. La influencia de otro monstruo rítmico de la época del swing y de las big bands americanas, el extraordinario Gene Kupra.

Este batería mítico comenzó a tocar en varias bandas de jazz bastante notables, entre las que ya destacaría su estilo en la de Thelma Terry y Sus Playboys y posteriormente en la banda de Benny Goodman, donde se convertiría en una celebridad nacional.

A continuación The Benny Goodman big band tocando Sing Sing Sing, con el protagonismo especial de Gene Krupa al final de la pieza.

En 1938 Kupra formó su propia banda con la que conseguiría varios éxitos de consideración y que tenía entre sus miembros a otros virtuosos del swing como el trompetista Roy Eldridge y la cantante Anita O’Day.

Es memorable, en su época dorada, su aparición en la película de 1941 Ball of Fire (Bola de Fuego), la muy recomendable comedia protagonizada por Barbara Stanwyck y Gary Cooper, dirigida por Howard Hawks,  donde él y su banda tocaban distintas versiones del éxito musical Drum Boogie acompañando a la maravillosa presencia de la Stanwick aunque con la voz doblada por Martha Tilton.

En 1959, Columbia hizo la película The Gene Krupa Storydonde Gene Kupra era interpretado por Sal Mineo.

Gene Kupra brilló en el firmamento del swing sobre todo por su uso del pedal del bombo de la batería y no cabe duda que su estilo peculiar sería influencia no solo para Ginger Baker y Keith Moon, sino para tantos y tantos baterías de jazz, rock y blues.

Algunos enlaces de interés sobre este genio de los timbales:

America’s Ace Drummer Man.

Gene Kupra Reference Page.

DrummerWorld.

Gene Kupra en Wikipedia.

Permalink 4 comentarios

Tamara de Lempicka, “la mujer de oro”.

17 octubre 2009 at 22:00 (Erotismo, Pintura)

Después de un largo periodo de eclipse y de olvido, aunque estos hubieran estado rodeados de riqueza, lujos y glamur, la Galerie du Luxembourg montó en París, en julio de 1972, una retrospectiva de Tamara de Lempicka que desempolvó más de cuarenta de sus obras realizadas en el periodo de entreguerras.

Tras esta retrospectiva, se redescubrió el arte de esta pintora de la que nadie sabía ni había sabido nunca y que había estado muy de moda durante los años veinte y treinta y que con su belleza sideral había desafiado la primacía de la Garbo y la Greffulhe.

Por consiguiente los cuadros de esta mujer se revalorizaron en consideración y los nuevos nobles y patricios, envidiosos de los que en tiempos anteriores posaron para Tamara, se esmeraron en buscar, adquirir y coleccionar sus obras.

tamara

Tras la Segunda Guerra Mundial, muchas de estas obras estaban con frecuencia relegadas a almacenes y desvanes y solo los museos de Orleáns, el de Saint-Denis y las colecciones privadas de Rufus Bush-Vandercook en Nueva York, la del barón Kapp-Herr en París, la de la familia Sierpski Lidorikis en Atenas y otros coleccionistas en Egipto  y Ginebra, tenían parte de estas obras y se las habían disputado encarecidamente dada su afición a todo lo que se hubiera realizado en Europa antes de lo que en esos entornos nihilistas y algo decadentes habían llamado el “Terror abstracto”.

Visualizar los retratos y los desnudos realizados por Tamara nos permite contemplar una galería donde se pasea la alta burguesía adinerada y la decadente aristocracia de entreguerras, donde se huele el perfume embriagador de Chanel y se puede percibir el lujo, el esnobismo, la pretendida sofisticación y la calma que da muchas veces la riqueza, los paraísos prohibidos y los paisajes turísticos para pocos, la voluptuosidad y el vicio.

Los hombres visten trajes de corte excelente, smokings y hasta uniformes de gala, y las mujeres lucen vaporosos trajes de fiesta, ostentan escotes y elegantes pañuelos y guantes largos a juego.

Retrato del príncipe Eristoff.

Retrato del príncipe Eristoff.

lempic12

Retrato de hombre con abrigo. 1928.

Retrato de Madame M.

Retrato de Madame M.

lempic10

Saint-Moritz. 1929

La vida de Tamara de Lempicka estuvo siempre rodeada de lujos y de riqueza y el dinero nunca le faltó.  En los años de su redescubrimiento, los setenta, ejerciendo más de baronesa Kuffner que de pintora, vivía todavía, al igual que en sus años dorados, a caballo en lugares culturalmente underground, si bien bastante caros, como el Ritz de París o el Grand Hôtel de Montecarlo.

El poeta italiano Gabrielle d’Annunzio, prendado de ella y obsesionado con abordarla y poseerla, la apodó como “la mujer de oro”, al contemplar, durante las ocasiones en que la tuvo invitada en su mansión del Vittoriale, como el sol hacía refulgir su dorada cabellera como si fuera un tesoro. El tesoro que nunca poseería.  También se puede pensar que el viejo poeta, conociendo de sobra las exquisiteces y los gustos caros de Tamara y en definitiva su riqueza, se hubiera sentido impotente al no poder ofrecerla protección con su propia riqueza, por no poder acostarse con ella y poseerla y por sentirse rechazado una y otra vez por esta mujer inteligente, ambiciosa y rica.

tdlduke

Retrato de S.A.I. el gran duque Gabriel.

Retrato de Marjorie Ferry

Retrato de Marjorie Ferry.

La_Tunique_rose

Portrait Madame Boucard

Retrato de la señora Boucard. 1931

Doctor Boucard

Retrato del Doctor Boucard.

Durante mucho tiempo la vida de Tamara de Lempicka resultó un compendio de anécdotas y mentiras, a veces alimentadas sin pudor por ella misma, que no permitían en absoluto establecer una biografía fiable de su vida y avatares.

El primer acercamiento a su vida se realizó con la publicación de un artículo por parte del editor  italiano Franco Maria Ricci en el año 1986 en su revista FMR, y la posterior publicación de un volumen dedicado a su obra en 1988 en la serie Los signos del Hombre, por parte del mismo editor y donde se documentaba profusamente la relación entre Tamara de Lempicka y Grabrielle d’Annunzio a través del diario de la gobernanta de éste.

El autor de la introducción de esta obra, Giancarlo Marmori, afirmaba desconocer casi todo sobre la vida de la pintora, y sus biógrafos no se ponían de acuerdo ni siquiera en su fecha de nacimiento.  Por un lado las investigaciones de Gilles Néret, y por otro las de su principal biógrafa, Laura Claridge, han permitido conocer la vida de esta pintora que bien podría formar un glamuroso guión de Hollywood repleto de acción y de sexo.

Grupo de Desnudos

Romana de la Salle

Retrato de Romana de la Salle.

Adan y Eva. 1931.

Adan y Eva. 1931.

Muchachas. Portada de la revista "Die Dame", noviembre de 1927.

Muchachas. Portada de la revista "Die Dame", noviembre de 1927.

Sabemos que Tamara odiaba el comunismo y que la revolución bolchevique tambaleo su cómoda vida plagada de lujosas fiestas y comodidades y que la obligaría definitivamente a salir de la Rusia revolucionaria, junto con muchos de los nobles rusos,  ricos y decadentes que posteriormente se dedicaría a retratar.

Antes de la revolución, estudió arte y vivió durante los meses previos a la revolución  en la capital rusa, Petrogrado, sin pasar penalidad alguna y asistiendo a lujosas fiestas de élite junto a su marido, mientras los ciudadanos en las calles pasaban hambre y morían de frío.

Con el telón de fondo de la desastrosa guerra del frente occidental contra los alemanes,  la caída inminente del zarismo y la llegada de los bolcheviques al poder, el marido de Tamara será detenido por sus actividades contrarrevolucionarias y solo será puesto en libertad gracias a las influencias del cónsul de Suecia y a los favores sexuales que éste se cobraría en la convencida zarista Tamara.

Huyendo de la Rusia revolucionaria, una joven y casada Tamara viviría en Copenhague hasta que en 1918, el matrimonio se traslada a París, donde la necesidad económica empuja a Tamara a pintar.  En pocos años, su técnica y estilo, y sus contactos, la convierten en una pintora de moda y toda la burguesía y la nobleza, exiliada o no, buscan de sus servicios de retratista.

Mujer que duerme. 1935.

Mujer que duerme. 1935.

En pleno verano. Portada de la revista "Die Dame", agosto de 1928.

En pleno verano. Portada de la revista "Die Dame", agosto de 1928.

lempick5

Primavera.

Retratos influenciados por su primer maestro, Maurice Denis, o más decididamente por  André Lhote y su pasión por Ingres, que permitirían en poco tiempo que  Tamara recuperará el tren de lujo y vida disipada del que disfrutaba en su país natal.

Tamara de Lempicka, con su belleza distante y severa, fraguaría la leyenda de su vida plagada de juergas hedonistas privadas, orgías colectivas, drogas y escarceos amorosos y sexuales.

De su relación con Gabriele D’Annunzio en 1926, se dice que la Lempicka, calculadora, fría y ambiciosa, quería aproximarse al viejo escritor para retratarle, cosa que él eludía continuamente, y aprovecharse así de la celebridad del “comandante”.  D’Annunzio lo único que deseaba era acostarse con ella y lo único que consiguió fue algún escarceo amoroso y una profunda desesperación por el rechazo continuado de Tamara.

Portrait of the Duchess de La Salle

Retrato de la Duquesa de La Salle. 1925.

lempick2

Retrato del marqués Sommi.

tamara-de-lempicka-1928-nana-de-herrera-a1

Nana de Herrera. 1929.

Con la celebración de una exposición en París, en 1925, de lo que se conocería como art déco, Tamara se haría un hueco y alcanzaría una fama por la que empezaría a recibir a lo más selecto de la burguesía decadente y sería habitual en las fiestas de la alta sociedad y en la vida mundana parisina.

Tras divorciarse de su marido, se convertirá en la amante del barón Kuffner,  con quien se casará en 1933.  Tamara seguirá su vida de fiestas y de lujos en París hasta 1939, obteniendo durante todos esos años grandes ingresos por su pintura.

Los barones Kuffner marchan a Estados Unidos huyendo del ambiente de guerra que se vive en Europa y tras vender sus valiosas posesiones en el viejo continente.

Vivieron una temporada en una lujosa finca rústica de Beverly Hills que perteneció a King Vidor, donde daban fiestas para trescientos invitados a las que asistían muchas  celebridades del mundo del cine y la comunicación de la época, como Theda Bara, Mary Pickford, Tyrone Power, Dolores del Río, Lorna Hearst.

lempick4

lempick8

lempick9

Con su marcha de Europa en 1939, la artista sería más citada y aplaudida como baronesa Kuffner que como Tamara de Lempicka. La pintora y su arte habrían de caer en el olvido siendo arrojado provisionalmente a los cubos de basura donde acabaron tantos impertérritos figurativos.

Solo la Galerie du Luxembourg la resucitaría con la retrospectiva de París, en julio de 1972.

Tamara de Lempicka volvería a resurgir otra vez el 19 de marzo de 1994 en la subasta de la colección de arte de Barbra Streisand cuando, en la sala Christie’s de la Quinta Avenida, apareció el cuadro “Adán y Eva”, pintado por De Lempicka en 1931.  La sensual y luminosa pintura fue adjudicada en dos millones de dólares. Con esto, el afán de poseer un Lempicka se apoderó de Hollywood: Jack Nicholson, Madonna y Sharon Stone fueron de los primeros nuevos adquirientes.

También en el verano de 2004, la Royal Academy of Arts, de Londres la hizo de nuevo famosa, rescatándola una vez más del olvido, y enfocando su vida y su obra como la elitista  protagonista de los locos años veinte que Tamara de Lempicka fue.

lempick1

Algunas búsquedas de interés acerca de Tamara:

Tamara de Lempicka: Arte, sexo y cocaína.

Breves historias de Modelos.

Una Biografía de Tamara de Lempicka.

Permalink 3 comentarios

Rumanía 1995 – Retratos.

12 octubre 2009 at 22:00 (Fotos, Fotos JAO, Historia, Literatura, Novela, Viajes)

Rumanía es tierra de luchadores y guerreros, de reyes crueles y victoriosos. Fue la  puerta a las invasiones del norte y sigue siendo tierra de leyendas y supersticiones que inspiraría historias inmortales.

Influenciada y habitada por los griegos, los dacios, los romanos, los hunos, las tribus eslavas, los magiares, los tártaros y los turcos, Rumanía había salido apenas 6 años antes de mi visita en 1995 de uno de los regímenes dictatoriales más destructivos de su historia, el de Ceaucescu y su familia.

Este dictador totalitario fue derrocado en 1989 a través de una revolución sangrienta que acabó con la dictadura comunista de Rumanía y la retornó al camino de la democracia y a la integración a la vida política, económica y cultural de Europa.

Ceaucescu fue ejecutado junto a su mujer por crímenes de estado y genocidio, y al igual que otro insigne tirano más antiguo y más esplendoroso de Valaquia, Vlad Tepes, Vlad Draculea o Vlad el Empalador, su tumba fue ocultada y es secreto nacional el paradero de sus restos.

Un-romania

La incorporación de este país del extinto Pacto de Varsovia a la economía de mercado fue bastante dura y lenta.  Como en otros países con similar suerte, pronto destacaron algunos líderes corruptos y avezadas familias, que hicieron fortuna rápidamente mientras el resto de la población caía en la miseria o malvivía intentando comprar los artículos de primera necesidad en supermercados de estanterías vacías.

Así era la Rumanía que conocí en 1995, y en estas fotografías de sus gentes en esta época, nos muestran a veces una mirada desilusionada hacia aquel austero presente y la iluminación de una ilusión vaga y llena de incertidumbre hacia aquel futuro que entonces aparecía tan difuso y poco claro.

CheileBicaz_002_resize

Paso de Tiuta. Un pastor hace un alto para comer sandía.

La belleza del paisaje me hizo olvidar muy pronto todas mis inquietudes… Ante nosotros se extendían bosques y selvas con diversas colinas escarpadas en cuyas cimas aparecían grupos de árboles, o alguna granja cuyo tejado blanco coronaba la ruta… Escalando las colinas, la ruta se perdía entre meandros de hierba verde, o quedaba encajonada entre los bosques de pinos”.

Así describía Jonathan Harker la magnitud de los parajes del paso de Tiuta, al final del paso del Borgo. Aquí supuestamente se alzaba el castillo de Drácula pero en la realidad, Vlad Tepes nunca tuvo un castillo por estos lares. Fue la imaginación de Bram Stoker la que lo situó en medio de estos bosques y praderas esmeraldas, repletas de rebaños de ovejas y de gentes aferradas a sus tradiciones.

Bistrita__005_resize

Bistrita. Una anciana de negro descansa en una plaza del centro.

Bistrita_003_resize

Bistrita. Un niño espera a su madre en la puerta de una tienda.

Bistrita__009_resize

Bistrita. Un hombre piensa delante de una iglesia en obras.

Bistrita se sitúa en el norte de Rumanía, en las tierras altas de Transilvania y está accidentada por los Cárpatos Orientales.  Ha estado habitada desde el neolítico y fue influenciada por los dacios, el imperio romano y los tártaros.

La ciudad en la actualidad es una de las múltiples poblaciones de hormigón que impulsó el régimen de Ceaucescu y está muy lejos de ser la ciudad medieval anclada en las tradiciones descrita por Bram Stoker en su  novela Drácula.

Lo mejor de Bistrita sin duda, son sus gentes, amables y sencillas, pero con el orgullo de sus ancestros milenarios dacio-romanos.

CurteaDeArges_008_resize

Curtea de Arges. Una jardinera conversa con otra colega.

CurteaDeArges_009_resize

Curtea de Arges. Una anciana se asoma a la ventana de su casa azul.

Una de las principales ciudades de Rumanía es la populosa e importante Curtea de Arges, dedicada al comercio y a la industria.

Fue la capital de Valaquia y fue corte principesca.

Destacan sus jardines silenciosos y tranquilos cuidados constantemente por ancianas jardineras y las bulliciosas plazas repletas de chiquillería y rodeadas por imponentes edificios que forman las entradas a multitud de calles y callejuelas mucho más tranquilas.

Cimpulung Moldovenesc_003_resize

Cimpulung Moldovenesc. Unos novios posan en el mercado.

Cimpulung Moldovenesc_004_resize

Cimpulung Moldovenesc. Un dacio moderno posa complaciente.

El mercado de Cimpulung Moldovenesc, en el valle de Moldavia, celebra en ocasiones ferias de ganado muy populares  donde puede encontrarse una gran diversidad de gente de todo tipo.  Rodeada por inmensos bosques y altas montañas es un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza.

Los autores clásicos describían a los hombres dacios de estas tierras como rubios y de mediana estatura que solían llevar barba y pelo largo. Los nobles utilizaban un gorro que los distinguía de los demás.

MonasteriosBucovina_029_resize

Bucovina. Una monja muy seria cuidadora de un monasterio.

MonasteriosBucovina_024_resize

Bucovina. Dos generaciones observan a los visitantes.

MonasteriosBucovina_019_resize

Bucovina. Mi cafetería es la mejor de estos parajes.

MonasteriosBucovina_012_resize

Bucovina. Haciendo punto y preparando el crudo invierno.

Los monasterios Moldavos están declarados Patrimonio de la Humanidad y son uno de los legados del arte bizantino más importantes del mundo, que pueden equipararse a los que están en los monasterios de Capadocia, Mistra o Meteora.

La pintura bizantina en los muros de estos monasterios sirvió para enseñar las vidas de los santos y revelar a los que no sabían leer las acciones de los servidores de Dios.

Este magnífico legado recibe una gran cantidad de visitas turísticas y dan trabajo a bastante gente, empezando por los monjes y monjas ortodoxos que los mantienen y los vigilan y siguiendo por los numerosos paisanos que en restaurantes, tiendas de regalos y de iconos así como otros negocios atienden a los turistas y visitantes.

Sibiu_003_resize

Sibiu. Un merecido descanso.

CurteaDeArges_010_resize

Sibiu. En la plaza central, los niños observan.

Sibiu_009_resize

Sibiu. Una monja ortodoxa pide donaciones en la ciudad.

Sibiu_025_resize

Sibiu. Una niña al pie de unas escaleras hacia la ciudad alta.

A orillas del río Sibiu, afluente del Olt, se alza una de las ciudades rumanas que mejor conservan sus vestigios medievales: Sibiu.

Sibiu está compuesta de la antigua ciudad alta situada en una colina y la ciudad baja, unida con la primera a través de escalinatas y diferentes barrios jalonados por casas de madera.

Perdidas entre sus escalonadas calles, y atravesando las viejas puertas de madera, podemos encontrar patios vecinales que rezuman la esencia medieval de la vieja Europa y reflejan el carácter de un pueblo orgulloso de su azaroso pasado y que se abre camino como puede en la economía capitalista de la nueva Europa.

Sibiu_028_resize

Sibiu. Los buzones de las familias en la entrada del patio.

Sibiu_004_resize

Sibiu. El patio vecinal y una vecina.

Sibiu_030_resize

Sibiu. Un vecino se asoma gustoso a la fotografía.

Permalink 9 comentarios

Next page »