Las reglas de oro para una comedia de éxito.

10 octubre 2009 at 22:00 (Cine, Comedia, Literatura, Teatro)

En la actualidad no se realizan comedias como las de antes, los guiones de las escasas comedias que se estrenan harían sonrojar a cualquier ayudante del departamento de guiones de uno de los viejos estudios de Hollywood.  Por lo general estas nuevas comedias son poco ingeniosas, a pesar de que estén algunas repletas de efectos especiales, son repetitivas, de un humor facilón y desde luego nada sofisticadas, cuando no auténticamente zafias.

Nada que ver con la conocida como comedia clásica americana. Este género tiene aún muchos adeptos y es uno de los más queridos por el público, y en general ha envejecido muy bien, teniendo en cuenta que estamos hablando de películas que se rodaron durante la edad dorada de Hollywood, es decir, en los años treinta, cuarenta, cincuenta y primera mitad de los sesenta.

En aquellas películas todo es sofisticación y glamour, los ambientes suelen ser de los más selectos y en ellos suelen ocurrir acontecimientos originales y divertidos.  Los personajes son agradables, visten elegantemente y suelen tener un encanto y una personalidad arrolladora, aunque sean unos pillos o unos sinvergüenzas de guante blanco.

1941 Las tres noches de Eva (foto) 01

Entre smokings, clubs nocturnos, cruceros de lujo, grandes hoteles, champán, whisky y Martini el humor que se desgrana en estas películas es exquisito y los diálogos suelen tener una extraordinaria agudeza donde la vulgaridad no tiene cabida.

Si alguien definió y llevó a la cima la llamada comedia clásica americana que se desarrolló durante esos años, ese fue Preston Sturges.

sturges

Preston Sturges definiría las reglas de oro para una comedia de éxito que aplicarían con muy buen tino muchos de los maestros de ingenio superior de la comedia americana como Ernst Lubitsch, Billy Wilder, Ben Hetch, Charles Bracket, Mitchell Leisen, Garson Canin, Frank Capra, Rene Clair, Charles Chaplin, Howard Hawks o el propio Sturges.

Las reglas que había que seguir eran estas:

Una chica bonita es mejor que una fea.
Una pierna, mejor que un brazo.
Un dormitorio, mejor que una sala de estar.
Una llegada, mejor que una partida.
Un nacimiento, mejor que una muerte.
Una persecución, mejor que una charla.
Un perro, mejor que un paisaje.
Un gatito, mejor que un perro.
Un bebé, mejor que un gatito.
Un beso, mejor que un bebé.
Y una buena caída, mejor que ninguna otra cosa.

gall_02

Este hombre lanzó además una idea revolucionaria en su época, consistente en defender que los guionistas podían dirigir sus propias creaciones.

Esta idea se convirtió en un reto para él y demostró sobradamente que era posible en la década de los años 40, donde desarrollaría toda su carrera como director tras haber trabajado en multitud de guiones para, entre otros, Mitchell Leisen y Willian Wyler.

Su primer guión para la comedia fue The Good Fairy (Una chica angelical) basada en un éxito teatral de Ferenc Molnar y que se había estrenado en Broadway en 1931.  La Universal le había encargado este guión después de que hubieran quedado impresionados dos años atrás con el guión de “The Power and the Glory” (El poder y la gloria) que se dice que sirvió de inspiración a Orson Welles para su Ciudadano Kane (Citizen Kane, 1941).

Willian Wyler no era muy dado a la comedia pero Una chica angelical, estrenada en 1935, le salió tan redonda gracias al ingenioso guión de Sturges, que a partir de este primer guión cómico, seguiría escribiéndolos.

Uno de los guiones más celebres de todos los que llegó a escribir Preston Sturges antes de dedicarse de lleno a la dirección sería el de Easy Living (Una chica afortunada) que dirigiría Mitchell Leisen en 1937 con Jean Arthur y Ray Milland como principales protagonistas.  Una típica comedia de los años treinta, llena de ingenio, humor, slapstick, decorados lujosos, buenas interpretaciones y algo de crítica social.

1940 The great McGinty (ing)

Sturges se quejaba siempre de que los directores retocaban sus guiones y eliminaban a veces algunas de las mejores ideas en el montaje final, así que decidió dirigir sus propios guiones. Intentó convencer a la Paramount de que le dejasen dirigir su siguiente guión “Así paga el diablo” (The Great McGinty, 1940), una sátira sobre la corrupción política. Como el estudio se resistía les propuso un trato: haría la película cobrando un dólar y con bajo presupuesto, pero si resultaba un éxito, en adelante dirigiría sus guionesEl estudio aceptó a regañadientes y Sturges ganó la apuesta.

Esto le permitió despegar y dirigir en los cuatro años siguientes, nada menos que ocho guiones propios.

El primer filme que dirigiría tras ganar su apuesta, es la memorable comedia Navidades en julio (Christmas in July, 1940), con un ritmo sobresaliente, no resulta tan alocada como las tres siguientes películas que darían su gran fama a Sturges, pero a cambio tiene un elemento que no se utiliza tanto en las películas siguientes: la ternura al estilo Capra.

1940 Navidades en julio (ing)

1940 Navidades en julio (ing) (lc) 01

1940 Navidades en julio (ing) (wc)

Todas las películas de estos años fueron una extraordinaria mezcla de sofisticación y slapstick, de humor verbal y visual, introduciendo el realismo y la sátira en la comedia como antes no se había hecho.

El argumento de Las tres noches de Eva (The Lady Eve, 1941), contiene bastantes experiencias vividas por Sturges. Por lo visto su madre se casó varias veces y siempre estaba dispuesta a un nuevo matrimonio con tal de seguir con el tren de vida al que ella y su hijo estaban acostumbrados. Poseía negocios de cosméticos y siempre se movía con Preston en ambientes de la alta sociedad, viendo qué podían sacar de aquellos privilegiados.

1941 Las tres noches de Eva (esp) 03

1941 Las tres noches de Eva (ale)

1941 Las tres noches de Eva (foto) 03

1941 Las tres noches de Eva (esp) 01

1941 Las tres noches de Eva (aus)

La protagonista femenina, interpretada por una maravillosa Barbara Stanwyck, tenía mucho de la madre de Sturges, y como buena timadora , se propondrá engatusar al despistado,  rico heredero y ofidiólogo interpretado por Henry Fonda, para, con ayuda de su tramposo padre interpretado magistralmente por Charles Coburn, sacarle hasta el último centavo.

Jean Harrington (Barbara Stanwyck): I need him like the axe needs the turkey.
“Colonel” Harrington (Charles Coburn): Don’t be vulgar, Jean. Let us be crooked, but never common.

El soberbio sinvergüenza del “coronel”, al principio de la película, sentencia esta frase que se convertirá en clásica: “Podemos ser malhechores, pero nunca vulgares”.

The Lady Eve significaría la consagración definitiva de Sturges y la primera de su famosa trilogía compuesta por Los Viajes de Sullivan (Sullivan’s Travels, 1941),  y  Un marido rico (The Palm Beach Story, 1942).

1941 Las tres noches de Eva (ita)

1941 Las tres noches de Eva (fra)

1941 Las tres noches de Eva (ing) (lc) 01

1941 Las tres noches de Eva (ing) (lc) 02

1941 Las tres noches de Eva (ing) (lc) 03

1941 Las tres noches de Eva (ing) 02

En Las tres noches de Eva, se explota el gag visual a conciencia, incluyendo las numerosas y divertidas caídas de Henry Fonda y con las que el director pone en práctica la más importante  de sus famosas reglas de oro. Todo el filme está repleto de humor inteligente que hizo que el público y la crítica sucumbieran a la diversión y que se recaudase mucho dinero para el estudio.

1941 Los viajes de Sullivan (ing) 01

Con Los viajes de Sullivan (Sullivan’s Travels, 1941), Preston Sturges rendiría un sentido homenaje al cine en general y a la comedia en particular. Un tributo al cine como entretenimiento, sin complicaciones ni mensajes, al cine popular. Pero lo cierto es que Los viajes de Sullivan sí tiene mensaje, y es que pretende transmitir lo importantes que son las películas “sin mensaje”.  Es una crítica a los filmes con pretensiones, que proclamándose realistas se centran en la parte más sórdida de la vida, olvidándose de la diversión y de la risa.

Decía Preston Sturges:Después de ver un par de películas de algunos de mis colegas directores de comedias, que parecían haber abandonado la diversión por el mensaje, escribí Los viajes de Sullivan para satisfacer mi deseo de decirles que se estaban poniendo un poco profundos y que dejaran los sermones para los predicadores”.

Sullivan: This picture is an ANSWER to Communists. It shows we’re awake and not dunking our heads in the sand, like a bunch of ostriches. I want this picture to be a commentary on modern conditions, stark realism, the problems that confront the average man.
Mr. Lebrand: But with a little sex.
Sullivan: A little, but I don’t want to stress it. I want this picture to be a document. I want to hold a mirror up to life. I want this to be a picture of dignity, a true canvas of the suffering of humanity.
Mr. Lebrand: But with a little sex.
Sullivan: (resigned) With a little sex in it.

1941 Los viajes de Sullivan (fra)

1941 Los viajes de Sullivan (bel)

Parece mentira que Sturges pudiera dirigir esta obra maestra, de una madurez narrativa al más alto nivel, tras haber realizado en el mismo año The Lady Eve y que encima tuviera tiempo de preparar Un marido rico para el año siguiente.  En toda la historia de Hollywood no se recuerda una condensación creativa tan enorme.

Esta película contiene cine dentro del cine, homenajes a Charles Chaplin, a Walt Disney y a los dibujos animados, a las películas de presidiarios que tuvieron tanta fama en los años 30, contiene persecuciones trepidantes y super-divertidas y algunas escenas que por sí solas bastarían para inmortalizar a un director.

1941 Los viajes de Sullivan (ing) 02

1941 Los viajes de Sullivan (ing) (ss)

Los actores principales,  Joel McCrea, con una importante carrera a sus espaldas,  y Veronica Lake, símbolo indiscutible del glamour y de la fascinación hollywoodiense en su primer filme como protagonista, encajan perfectamente en esta película que a pesar de criticar a las películas con moraleja contiene una contundente: “La risa es lo único que tienen algunos. No es mucho, pero es todo lo que tienen”.

1942 Un marido rico (ale)

1942 Un marido rico (ing) (lc) 01

1942 Un marido rico (ing) 01

Un marido rico (The Palm Beach Story, 1942), sería la última de las tres obras maestras que Preston Sturges rodó en tan sólo dos años.  Esta película se basaría sobre todo en golpes de ingenioso diálogo, en ingeniosas frases acompañadas de efectivos giros de argumento y en la total falta de moralidad y ausencia de lógica en las actuaciones de los personajes.

Con un argumento totalmente delirante, servirá este filme para el lucimiento de Joel McCrea de nuevo, emparejado en esta ocasión con una exquisita  Claudette Colbert y con secundarios de lujo de la talla de Mary Astor.

1942 Un marido rico (ing) (lc) 03

Sturges fue el descubridor del cómico Eddie Bracken con el que filmó dos espléndidas sátiras; El milagro de Morgan’s Creek (The Miracle of Morgan’s Creek, 1944)  y  Salve, héroe victorioso (Hail The Conquering Hero, 1944), que le planteo  algunos problemas con la Paramount por su fuerte carga antimilitarista en plena II Guerra Mundial.

1944 The miracle of Morgans Creek (ing) (lc) 01

1944 The miracle of Morgans Creek (ing)

1944 The miracle of Morgans Creek (ing) (lc) 02

1944 Hail the conquering hero (ing) (lc) 08

1944 Hail the conquering hero (ing)

1944 Hail the conquering hero (ing) (lc) 07

Abandona el estudio y tras una breve asociación con el multimillonario Howard Hughes y después de rodar con bastante libertad la última comedia de Harold Lloyd, El pecado de Harold Diddlebock (The Sin of Harold Diddlebock, 1947), sin demasiada fortuna y que posteriormente sería re-montada por Hughes y re-titulada como Mad Wednesday, dirigiría algunas películas más que fueron un fracaso comercial y de crítica y se dedicaría a escribir para el teatro hasta su muerte en 1959.

1947 Mad Wednesday (ing) (lc) 04

1947 Mad Wednesday (ing) (lc) 02

1947 Mad Wednesday (fra) (ed 50)

1947 Mad Wednesday (ing) (lc) 01

1947 Mad Wednesday (ing) (lc) 03

Preston Sturges tiene una magnífica página oficial con muchos datos acerca de su vida y su filmografía y también he encontrado un artículo bastante interesante en Senses of Cinema.

Fuentes documentales utilizadas:

The Movie Director Story. Joel W. Finler. Ed. Optopus Books.
Comedia. Humor y Sátira en el Cine. Juan Campos. Ed. La Máscara.
La comedia clásica norteamericana. Guillermo Balmori. Ediciones JC.
Historia Universal del Cine. Editorial Planeta.
Diccionario Espasa de Cine. Augusto M. Torres. Espasa.

1948 Infielmente tuya (ale) 01

1949 The beautiful blonde from bashful bend (ing) 01

Otras entradas en el jergón relacionadas con la comedia americana:

7 comentarios

  1. Espineli said,

    Pues seguro que mejores que las que hay ahora seguro, me ha hecho gracia la introducción a la comedia de Lady Eve con la animación de las serpiente, muy bien realizada para ser de aquellos años por cierto.

    Lo de cobrar un dollar diario por dirigir el guión a día de hoy suena muy fuerte, pero me imagino que en aquella época sería una buen suma de dinero.

    Salu2.

  2. Jesús Angel Ortega said,

    Que tal Espinelli.
    Pues lo de cobrar un dólar fue para retar al estudio básicamente. Por aquel entonces ya se llegaban a cobrar hasta 30 o 40 mil $ por película o más, dependiendo del cache y categoría, así que el cobrar un dólar era puramente anecdótico ya que lo que Sturges buscaba era que le reconocieran su genialidad y le dieran libertad.
    Esto lo consiguió en cuanto empezó a dar pasta al estudio y sobre todo cuando Lubitsch abandonó la Universal, y ésta vio que Sturges le podía sustituir como comediante de éxito a las mil maravillas. Ahí ya empezó a cobrar a base de bien.
    Saludos.

  3. June said,

    Hola Jesús , como siempre un regalito tu trabajo …
    de verdad , es un placer leerte y contemplar estos carteles de películas y saber tantas cositas nuevas .
    Y es que yo con el cine clásico nunca me he llevado bien , pero sí sé que cuando alguna de ésas que ponían antes en la 2 me atrapaba de madrugada , ya me quedaba hasta el final.
    Un beso.
    (soy Reyes , no te dije que cambié de careta bloguera , se lo comenté a José Luis , ahora ya te tengo enlazado ).
    Feliz puente .

    • Jesús Angel said,

      Hola Reyes, ya te tenía localizada.
      Lo que pasa es que estoy un poco vago con lo de dejar comentarios en los blogs amigos. Ya puse tu Respiración mecánica en un RSS cuando me lo mandó José Luis, y cuando publicas algo me conecto y lo leo, pero a ver si me voy acostumbrando a comentar, que lo tengo todo un poco abandonado.
      Gracias por tus palabras. La verdad es que hace poco me he dado unas buenas sesiones de comedias de Sturges y de Lubitsch y la verdad es que son una gozada.
      Besos.

  4. Andrés said,

    Es verdad que las comedias de ahora suelen ser muy parecidas, por eso para los profanos como yo en el cine antiguo, nos resulta muy enriquecedor cuando vemos alguna joyita de estas.

    Ha sido muy interesante conocer a un guionista que fue un genio, me quiero apuntar estas películas para verlas y poder disfrutarlas por mi mismo, ha sido ver los carteles y me ha entrado el gusanillo.

    Un abrazo.

    • Jesús Angel said,

      Desde luego que te las recomiendo Andrés. Son bastante divertidas.
      Un abrazo.

  5. Classic Comedies II « El jergón de Long John Silver. said,

    […] Las reglas de oro para una comedia de éxito […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: