Las Soñadoras de Moore.

31 diciembre 2009 at 22:00 (Erotismo, Pintura)

No vamos a hablar aquí de ninguna telenovela juvenil mejicana, sino de sueños para el año que entra, sueños que se idean prometedores en tiempos difíciles, pero que, a pesar de ser ideales y por lo tanto aún nada tangibles, no pueden permitirse ser aturullados o improvisados.

No hay nada como la belleza del sueño pausado y somnoliento que supo reflejar el pintor Albert Joseph Moore (1841 –1893) en el siglo XIX.  La despreocupación que emanan estas mujeres clásicas debiera servirnos para tomarnos las cosas con más paciencia y filosofía, y lo más importante, para no dejar que nada ni nadie perturbe nuestros sueños, que como mínimo, queremos que sean tan placenteros y tranquilos, tan hedonistas, como los de estas bellezas pintadas por Albert Joseph Moore.

Las mujeres que dibuja Moore sitúan su languidez en la época clásica, posiblemente romana. Moore refleja bellas mujeres somnolientas o soñadoras, recién levantadas de la siesta o en pleno ejercicio de la misma, en ambientes lujosos pero discretos.

Al igual que el artista prerrafaelista, ya repasado por el jergón, John William Godward, Albert Joseph Moore, también al igual que Virgilio, buscaba la belleza y la serenidad femenina de Roma y de Grecia.

Estos ambientes tranquilos y reposados, faltos de preocupación, transmiten un sentido erótico de la vida que no debemos perder en ningún momento y que debe de servirnos para apreciar y disfrutar de los momentos placenteros de la vida y para proponernos que esos momentos se multipliquen, tanto para nosotros como para los demás.

Así que sirvan estas bellezas soñadoras de Moore para desear a todos los lectores del jergón, amigos y enemigos, tierra y universo, un año 2010 repleto de sueños y de placeres pequeños o enormes, castos o impuros, que sirvan para paliar las tristezas y miserias de este mundo en el que vivimos.

Anuncios

Permalink 3 comentarios

Las razones de Cleopatra Jones…

22 diciembre 2009 at 22:00 (Cine, Cine de Aventuras, Comedia, Erotismo, Ilustración, Música, Moda)

Ninguna de las actrices que protagonizaron las típicas películas de Exploitation de los años 70, tienen una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, pero en aquellos años, cuando estaba de moda la psicodelia y el LSD, alcanzaron una popularidad impresionante enseñando al personal una arrogancia en femenino digna de James Bondrepartiendo estopa, taconazos de plataforma y artes marciales para combatir a los chicos y chicas malos de la ciudad.

El clima cultural de la década de 1970 produciría una ingente cantidad de películas de género Exploitation muy variado, desde las que explotaban el sexo, las drogas, la violencia y el mundo de las bandas callejeras y el del rock, hasta las  agrupadas bajo el término blaxploitation.  Películas como Shaft, Superfly, Badaaaass Sweet Sweetback’s Song, Cleopatra Jones, Coffy, Foxy Brown, The Mack, Blácula o Blackenstein, no pueden separarse de la época en que fueron hechas.  Estas películas nos mostraban una impresionante galería de extravagantes proxenetas, peligrosos traficantes, putas a mansalva, policías corruptos, vestimentas  coloridas en ocasiones espeluznantes, drogas y escenas de sexo y violencia.

Las partituras clásicas de las blaxploitation también crearon un estilo propio y particular, con músicos como Curtis Mayfield, Willie Hutch, Isaac Hayes o James Brown trabajando para las bandas sonoras de estas películas que rezumaban nacionalismo afroamericano.

Uno de los personajes femeninos más auténticos de este género fue el de Cleopatra Jones, encarnado por la modelo Tamara DobsonTamara es menos conocida que Pam Grier, rescatada por Quentin Tarantino para protagonizar su Jackie Brown (1997), pero destacaba por su físico espectacular.  Nada menos que 1.88 m de estatura y unas medidas de 96-66-99. Para el Libro Guiness de los Records Tamara Dobson fue la mujer más alta que haya protagonizado una película.

La carrera de Tamara se inició como modelo en Nueva York hasta que le surgió la oportunidad de trabajar en el cine, donde debutó con un breve papel en Come Back, Charleston Blue (1972), un film de gangsters blaxploitation, secuela de la anterior  Cotton comes to Harlem (1970).

La popularidad le llegó al año siguiente con el personaje protagonista de Cleopatra Jones, una típica película de serie B con una muy modesta producción y que resultó un gran éxito ese año.

Las películas blaxploitation fueron acusadas como sexistas durante su lanzamiento inicial, y no cabe duda que el desfile interminable de perras y chulos con vistosos maquillajes y con campanas de elefante multicolor echaban más leña al fuego.  Sin embargo, en este género, las negras dejaban de ser las esclavas tiernas o las mujeres dominadas y que acababan mal para ser las que dominaban.

La agente especial Cleopatra Jones representaba a la psicodelia funk negra y logró aunar en su personaje la capacidad tecnológica de James Bond, la destreza física de Bruce Lee introduciendo el kung fu en sus películas y la moda excesivamente cantosa  de los travestis neoyorkinos, por no mencionar además una fuerza, autodeterminación e independencia que ninguna figura femenina había tenido antes en el cine.

Cleopatra Jones fue la primera heroína de acción negra, sensual y atractiva, pero su despliegue físico tenía poco de verosímil. Fue precisamente esa superficial extravagancia lo que la destacó frente a otros héroes del género.

Cleopatra Jones tuvo una secuela titulada Cleopatra Jones y el Casino de Oro (1975), donde la protagonista, interpretada de nuevo por la inacabable Tamara Dobson, viajaba a Hong Kong para enfrentarse a una red de tráfico de heroína dirigida por la malvada Dama del Dragón, dueña del más importante casino de Macao, interpretada por Stella Stevens.

La agente no destacará precisamente por su discreción, ni en los actos ni en la vestimenta. Capas y capuchas, creaciones metálicas, pieles y plástico, mucho colorido  a veces chirriante, enmarcaría esta secuela repleta de acción y algo más creíble que su antecesora.

Tamara Dobson y su personaje Cleopatra Jones, crearían un estilo de mujer que sigue enganchando a muchas actrices, cantantes  y modelos aún después de su muerte ocurrida en 2006. Halle Berry, Macy Gray y Naomy Campbell, entre otras, han lucido el estilo de Cleopatra Jones en el siglo XXI.

Filmografía de Tamara Dobson.

PELÍCULAS.

Amazons (1984) con Stella Stevens y Jack Scalia
Chained Heat (1983) con Stella Stevens, Linda Blair, y Sybil Danning
Murder at the World Series (1977)  con Lynda Day George y Hugh O’Brian
Norman… Is That You? (1976) con Redd Foxx y Pearl Bailey
Cleopatra Jones and the Casino of Gold (1975) con Stella Stevens y Norman Fell
Cleopatra Jones (1973) con Bernie Casey, Shelley Winters, Antonio Fargas, y Bill McKinney
Come Back, Charleston Blue (1972) con Godfrey Cambridge
Fuzz (1972) con Burt Reynolds y Raquel Welch

TELEVISIÓN

Jason of Star Command, 1979-1981 SERIE DE TV.  Tamara Dobson interpretaba a Samantha durante los 12 episodios de 1980-1981.

Buck Rogers in the 25th Century, episodio Happy Birthday, Buck, de Enero de 1980.

Permalink 8 comentarios

Inteligencia Planetaria por Frank R. Paul.

15 diciembre 2009 at 22:00 (Ficcion-Fantástico, Ilustración, Literatura, Novela, Relatos) (, , )

Aún no sabemos cómo será la vida en otros planetas, pero lo que ya nadie duda, exceptuando algunos millones de fanáticos religiosos y otros cuantos millones de ignorantes, es que es más que probable que exista vida extraterrestre.

Las manifestaciones de esta vida en otros planetas será muy posiblemente de forma orgánica, pero múltiples escritores de ciencia ficción también han vaticinado en sus novelas la existencia de mundos habitados por seres mecánicos creados por inteligencias superiores, algunas veces claramente hostiles hacia otras razas, incluyendo la raza humana.

Antes de que las películas de alienígenas de los años 50 mostraran los peligros a los que los terrestres estábamos expuestos en este universo perdido, ya había quien representaba de forma visual estos mundos fantásticos, sirviendo incluso de inspiración a múltiples escritores de ciencia ficción.

Frank Rudolph Paul (1884-1964) fue uno de los más grandes ilustradores de revistas pulp de los años 40.  Habitualmente firmaba como Paul, y sus portadas para las revistas Amazing Stories o Science Wonder Stories son obras de desbordante imaginación galáctica.

La obra de Paul se caracteriza por composiciones dramáticas y amenazantes, donde el planeta tierra, los astronautas o la población civil, está en peligro inminente, causado por enormes robots o seres de apariencia nada pacífica. También representa en muchas ocasiones ingenios y máquinas gigantescas, naves espaciales y ciudades ultra-modernas de la Tierra o de otros planetas, utilizando  en sus dibujos una gran luminosidad y en ocasiones colores chillones.

Entre 1926 y 1929 realizaría las portadas de Amazing Stories incluyendo los números especiales trimestrales y anuales. En esta etapa serían muy famosas sus ilustraciones para una reedición de la novela de H. G. Wells, “La Guerra de los Mundos”.

Frank R. Paul está acreditado como el primer ilustrador que dibujó una estación espacial en el número de agosto de 1929 de la revista Science Wonder Stories. También, y dentro de esta revista, será el primero en dibujar un platillo volante, dos décadas antes de los avistamientos de misteriosos objetos volantes de Kenneth Arnold.

La influencia de Paul para la ciencia ficción es innegable. Imaginar y dibujar con su maestría estaciones espaciales, naves capaces de viajar por el espacio para colonizar otros planetas, robots e ingenios mecánicos y electrónicos, extraterrestres amigables o amenazantes, en un tiempo en el que la mayoría de los hogares americanos no tenían ni teléfono, le valió con toda razón el que fuera invitado de honor a la primera Convención Mundial de Ciencia Ficción en 1939.   Allí sería la admiración de autores de primera línea como Arthur C. Clarke, Forrest J. Ackerman y Ray Bradbury.

Paul nació en Viena, Austria y estudió arte en su ciudad natal y en París. Posteriormente se trasladaría a Estados Unidos donde gran parte de sus ingresos se derivarían del dibujo técnico en los astilleros de Florida y California, sus trabajos en el campo de la ciencia ficción en las portadas y en los dibujos interiores de las revistas pulp, acabarían granjeándole el sobrenombre de “el gran decano de la Ciencia Ficción de los ilustradores”.

Además de sus destacadas portadas en Amazing Stories o Science Wonder Stories, pintó otras numerosas para las revistas Air Wonder Stories, Radio-Electronics, Fantastic, así como algunas de las primeras de Marvel Cómics (1939).

Algunos enlaces interesantes de este artista visionario podéis encontrarlos a continuación:

Biografía y Galería de arte de Frank R. Paul.

Una biografía más y múltiples ilustraciones en PulpWorld.com.

Una muy interesante Web sobre las revistas pulp en Pulp World.

La historia de las revistas Pulp, en la magnífica Pulp World.

Permalink 10 comentarios

Un freak llamado Prince Randian.

12 diciembre 2009 at 22:00 (Cine, Drama, Literatura, Relatos, Terror)

El verdadero nombre de Prince Randian se perdió en los espectáculos ambulantes de  fenómenos de feria y solo nos queda el nombre artístico de este hombre nacido en 1871 en Demarara, en la Guayana Británica, hijo de unos sirvientes indios.

Fue conocido como “El torso humano“,  “La oruga humana“, “el hombre almohada” o “el cigarro humano” a causa de haber nacido sin brazos ni piernas.

Su increíble capacidad de adaptación no pasó inadvertida y fue traído de la Guayana Británica a los Estados Unidos por el empresario circense y especialista en fenómenos de feria  P. T. Barnum (Circo de Barnum and Bailey) en 1889.   Randian apareció en varios shows circenses calificado de fenómeno freak debido a su deformidad.

Randian mostraba en sus shows cómo se afeitaba con una navaja fijada a un mástil de madera, como escribía o pintaba, cómo liaba y encendía cigarrillos con la única ayuda de su boca y los músculos de la cara.  Incluso fue bastante eficiente en moverse con gran rapidez de un lugar a otro, moviendo sus caderas y los hombros en un movimiento en forma de serpiente, lo que le valió que se le anunciara en los shows ambulantes y museos donde actuaba como “el ser humano que se arrastra sobre su vientre, como un reptil“.

Durante más de 45 años, el Principe Randian entretuvo a las audiencias principalmente en Coney Island, en Brooklyn, New York, pero también actuó en otras  partes de los Estados Unidos, en circos, carnavales y museos. Su traje típico consistía en una prenda de lana a rayas que le cubría el torso y de la que solo asomaba su cabeza. Este atuendo  junto con su característico movimiento de reptil para desplazarse y sus restantes habilidades le valieron sus sobrenombres.

Se cuenta que era un experto carpintero y la caja en la que guardaba los materiales para fumar había sido construida por él mismo utilizando su boca y los hombros para manipular las herramientas, una sierra, un cuchillo y un martillo, además de la brocha para pintarla. Con frecuencia bromeaba con que algún día construiría su propia casa.

Randian era muy inteligente e ingenioso y hablaba Inglés, alemán y francés además de hindi, su idioma materno. Su filosofía vital estaba basada principalmente en que su discapacidad física no se podía superponer a su capacidad mental.

Prince Radian y Johnny Eck.

La gente que le conoció y trabajó con él, contaba que le gustaba gastar una broma en especial y que para ella aprovechaba su característica anatomía. Se escondía en una caja o en algún otro recipiente demasiado pequeño para cualquier otra persona sin discapacidad y esperaba pacientemente hasta que alguna víctima se acercaba, y cuando ésta estaba confiada y completamente sola, de repente Randian se ponía a gritar. Imaginemos el susto que algunas compañeras de trabajo se llevaban con esta bromita. Tenía un gran sentido del humor y era un hombre brillante y encantador.

Prince Randian, fue protagonista, junto con varios otros fenómenos de feria reales, de la película  “Freaks”  de  Tod Browning, en el año 1932.

La película estaba basada en un relato de Tod Robbins llamado “Spurs” (Espuelas), y la MGM había comprado sus derechos en 1929 por 8.000 dólares. En el relato original, todos los protagonistas son malvados, egoístas y egocéntricos, resultando detestables. Cuatro escritores además de Browning trabajaron en el guión definitivo del film que finalmente solo conservaba una ligera semejanza con “Spurs”.

Unir a Tod Browning con un relato de Tod Robbins no era nuevo, ya habían colaborado anteriormente en la película El trío fantástico (The Unholy Three), un gran éxito de Browning con Lon Chaney y en la que también intervenía Harry Earles,  el engañado Hans en Freaks.

Estas interesantes entradas acerca de la película “Freaks” os permitirán conocer mejor los detalles de su producción y rodaje:

Freaks – La parada de los monstruos en Mis Obsesiones…

Freaks – La parada de los monstruos en Miradas de Cine.

La parada de los monstruos – Freaks  en Pasadizo.com

Esta película no tiene comparación alguna en la historia del cine y emana una extraña poesía fantástica, enfermiza y delicada a la vez. Es uno de los films más personales de su autor y en su tiempo vulneró todos los esquemas del cine de Hollywood que condenaron a “La parada de los monstruos” al ostracismo durante años.

En la película Freaks, Prince Randian solo tenía una línea de diálogo en la famosa escena en la que enciende una cerilla y un cigarro utilizando solo su boca. Con un acento casi incomprensible le dice a un hombre sin discapacidad (el actor Matt McHugh): ¿Puedes hacer algo con tus cejas? (Can you do anything with your eyebrows?).

Prince Randian, el torso humano, realizó su última representación vespertina en el Sam Wagner’s 14th Street Museum el 19 de diciembre de 1934. Sufrió un colapso y falleció casi de inmediato. Los periódicos del día siguiente se refirieron a él como Randian, Randion, Radion, o Radian y su obituario reveló que tenía sesenta y tres años, que había nacido en la Guayana británica y que residía en el 174 Water Street, en Paterson, Nueva Jersey, con su esposa hindú, Princess Sarah, sus cuatro hijas y un hijo.

Fuentes documentales utilizadas:

Monster Show. David J. Skal.  Ed. Valdemar Intempestivas.
Extraños en un tren / La parada de los monstruos. Quim Casas. Libros Dirigido.
Enciclopedia del Cine de Terror. Ed. Planeta Agostini.
Classics of The Horror Film. William K. Everson. Ed Citadel Press.


Permalink 1 comentario

Los hermanos Hildebrandt en Rivendel.

2 diciembre 2009 at 22:00 (Comics, Ilustración, Literatura, Mitología, Novela, Pintura)

Los viajeros que llegaban a Rivendel dejaban la fatiga y el cansancio olvidados muy pronto. Allí podían encontrar espacio y tiempo para pensar, lugar para dormir y para reposar, canciones que cantar y componer, buena comida, paz, fiestas donde divertirse y contar historias y mucha sabiduría, o como decía Bilbo “una agradable combinación de todo ello”.

Los gemelos Hildebrandt disfrutaron de largas estancias en Rivendel a juzgar por los recuerdos que nos transmiten gráficamente, aprendieron muchas historias de elfos y hombres, algunas con final feliz y otras no tanto.

Los hermanos Hildebrandt son internacionalmente conocidos como ilustradores de fantasía y ciencia ficción.  Sus trabajos más famosos son las ilustraciones del  Señor de los Anillos de  J.R.R. Tolkien (principalmente los magníficos calendarios que os muestro aquí de los años 1976, 1977 y 1978) y los posters de  Star Wars.

Los gemelos Greg y Tim Hildebrandt comenzaron su carrera en 1959 y han trabajado en películas documentales y en miles de ilustraciones para libros de texto, libros para niños, calendarios, portadas de libros, cómics, posters de películas, diseño de producción para películas, pin – ups y cartas de juegos de rol coleccionables como los de Magic: The Gathering.

Sus influencias reconocidas provienen del mundo del cómic y de las películas de ciencia ficción y fantasía. Reconocen estar influenciados por Green Lantern, Terry & The Pirates y Steve Canyon de Milton Cannif, Prince Valiant (Príncipe Valiente) de Harold Foster, Batman, Wonderwoman y Superman, así como por películas como Frankenstein, La Guerra de los Mundos (War of the Worlds), Cuando los mundos chocan (When Worlds Collide),  y las películas de la factoría Disney: Blancanieves (Snow White) y Fantasía.

Han trabajado juntos y por separado para grandes compañías como Marvel Cómics, DC Cómics, Batfilms, Lucas Films y otras.

En 1981 se separaron sus carreras. Greg realizó destacadas portadas para las revistas Omni y Heavy Metal, ilustró la trilogía Merlin de Mary Stewart y otros muchos clásicos como  The Wizard of OZ, Aladdin, Robin Hood, Dracula, y  Phantom of the Opera.   The New York Times indicó en una de sus columnas “Afortunado el niño o el adulto que recibe de  regalo un clásico ricamente ilustrado por Greg Hildebrandt.”

Mientras tanto Tim ilustraría los calendarios para TSR, Dungeons & Dragons, Realms of Wonder y  The Dragon Riders of Pern.  Ilustró también numerosas portadas de ciencia ficción y fantasia incluyendo muchas para Amazing Stories, las portadas para las novelas fantásticas The Time of Transference,  y The Byworlder.  Colaboró en varios trabajos con animadores de la casa Disney y en varias campañas publicitarias de AT&T y Levi’s.




Después de 12 años, los hermanos volverían a reunirse y trabajarían juntos en varias historias de horror y en posters para Marvel, en las series de X-Men, Spiderman, y en otros proyectos de ilustración y diseño.

Tim murió en Junio del 2006 por una diabetes. Su hermano Greg sigue dibujando e ilustrando los sueños y fantasías y también ha contribuido en el mundo de la música con el diseño de las portadas y diseño artístico de  álbumes para la Trans-Siberian Orchestra o de la banda  Black Sabbath.  Desde el año 1999 dibuja unas series de bellísimas  pin-ups que pueden encontrarse en su página American Beauties Art.

El arte de Greg es coleccionado por muchos famosos, entre los que se encontraban entre otros Michael Jackson y Robin Williams. Para hacernos una idea, en Febrero de 1993, el cuadro central titulado “The Unexpected Partydel calendario Tolkien de 1977, fue vendido por 150.000 dólares, que no está nada mal.

Las páginas en Internet más interesantes sobre estos artistas podéis encontrarlas a continuación:

La Web oficial de los hermanos Hildebrandt.

La exposición permanente de Greg en Spider Web Art

La sede Web del American Beauties Art de Greg Hildebrandt

La galería de las creaciones para Marvel de los hermanos Hildebrandt.

Permalink 6 comentarios