Taj Mahal, amor y música.

7 enero 2010 at 22:00 (Arquitectura, Fotos, Fotos JAO, Música, Viajes)

Cuando hablamos del Taj Mahal nos viene a la mente una historia de amor, digna de las mil y una noches, y que empieza… Erase una vez que un emperador musulmán de la dinastía mogol llamado Shah Jahan, hizo construir entre 1631 y 1654 en la India, en la ciudad de Agra, un imponente mausoleo en honor de su esposa favorita, Arjumand Bano Begum, más conocida como Mumtaz Mahal, quien murió dando a luz a su hija 14 cuando el emperador estaba más enamorado.

Pero también nos viene a la mente otra historia no menos atrayente, la del  mítico Henry Saint Clair Fredericks, un bluesman más conocido como Taj Mahal, considerado como todo un mito y maestro de la música blues.

Si el Taj Mahal y el conjunto de edificios que lo integran es considerado el más bello ejemplo de arquitectura mogola y tiene ese encanto romántico y funerario a orillas del río Yamuna, el hombre Taj Mahal es considerado uno de los más influyentes músicos de nuestro tiempo que logró fusionar la música rural y popular con el jazz, el blues, el reggae, el calypso, e incluso la música hawaiana.

El nombre Taj Mahal por lo tanto pasará a la historia de la humanidad en una doble vertiente. El maravilloso monumento arquitectónico que un fastuoso emperador erigió  celebrando el amor de una mujer por un lado y el espléndido legado que un multi-instrumentista afroamericano nacido en Harlem erigió en la música popular celebrando también sus amores y desamores por otro.

Y esta ambigüedad nominal es la que me permite el atrevimiento de hoy de mezclar en esta entrada a estas dos genialidades de la humanidad, una obra en la India y un hombre de Harlem, ahí queda eso.

Las fotos que he seleccionado del Taj Mahal fueron tomadas durante un viaje a la India en el año 1992 y los temas de Taj Mahal que las acompañan son verdaderos clásicos que espero que disfrutéis.






2 comentarios

  1. Andrés said,

    Desde luego, una mezcla muy sorprendente la de este artículo. Por cierto, no sabía que el soberano pasó sus últimos 8 años de vida encarcelado por su hijo. Qué paradojas.

  2. Caminando said,

    El edificio es na maravilla me gstarí ir a verlo alg´n día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: