Harry Clarke. Tinta y vidrieras.

18 abril 2010 at 22:00 (Ilustración, Literatura, Pintura, Poesía, Relatos)

Harry Clarke nació en Dublín en 1889.  Su padre era un artesano que producía, entre otros objetos, vidrieras. Con 16 años, Harry aprendió este arte en el taller de su padre mientras asistía también a la Escuela Metropolitana de Arte de Dublín.

A los veinte años ya estaba trabajando en los aspectos más creativos y críticos del proceso de la elaboración de vidrieras, siendo galardonado con una beca en vitrales y recibiendo clases diarias de A.E. Child. Su creatividad sería reconocida en 1910 con la medalla de oro en el concurso de vidrieras organizado por la Junta de Educación Nacional de la Competencia. La obra premiada fue “The Consecration of St. Mel, Bishop of Longford, by St. Patrick”.  Ganaría la medalla de oro de vitrales en este concurso nacional en otras tres ocasiones.

Se instaló posteriormente en Londres, donde comenzaría su carrera como ilustrador con dos trabajos que nunca serían publicados: The Rape of the Lock y Rime of the Ancient Mariner.  En el primer trabajo utilizó técnicas muy semejantes a las utilizadas por Beardsley, que también había ilustrado el poema hacía veinte años escasos, por lo que las comparaciones fueron inevitales. El segundo trabajo tenía una mayor madurez y mostraba una densidad en la textura y el diseño que se convertirían en  la marca particular de Clarke.

En 1913 visitó a los editores londinenses buscando trabajo y fue rechazado por más de diez editoriales hasta que George Harrap, viendo la genialidad de su trabajo, lo contrató para ilustrar una edición de los cuentos de hadas de Andersen, tanto en la edición de lujo como en la edición más comercial. Este trabajo le ocupó varios años y finalmente fue publicado en 1916.

Para entonces, Harry ya estaba trabajando en la planificación de los Cuentos de Misterio e Imaginación de Edgar Allan Poe que sería publicado en 1919 resultando ser un éxito de crítica y un considerable récord de ventas.  Esta obra se reeditaría en numerosas ocasiones destacando la edición ampliada de 1923 que incluía ocho láminas de color nuevas.  Estas láminas de color añadidas, evidenciaban las fuertes influencias de su trabajo en las vidrieras.

Pero fueron las imágenes en blanco y negro las que hicieron de estos cuentos de Poe un éxito. Aunque su trabajo sigue siendo a menudo comparado con el de Beardsley, las imágenes de Clark, basadas en líneas blancas y patrones sobre un fondo negro, son más inquietantes.

Seguirían otros libros ilustrados como The Year’s at the Spring, Fairy Tales de Perrault, Faust, y Selected Poems de Algernon Charles Swinburne en los que Harry utilizará tanto la pluma y la tinta como la aguada y el color.

El Fausto estaba cargado de un  arte oscuro y grotesco que, de acuerdo con algunos críticos, se anticipa a las fantasías psicodélicas, inducidas por las drogas, de la década de los 60.  La obra tuvo poco éxito de crítica en 1925, pero Clarke lo consideraba su mejor libro.

En los trabajos de ilustración de Clarke se evidenciaba su pasión laica, cosa que no podía desarrollar en sus trabajos en vidrieras, principalmente destinadas a lugares de culto como capillas o monumentos de guerra.  Su estudio llegó a diseñar  y a hacer a mano, más de 130 vidrieras que se pueden disfrutar en diferentes lugares de las islas británicas,  Europa, Australia y África.

Trabajó a un ritmo febril durante los últimos años de su vida, tanto en el taller de vidrieras como en la ilustración de libros, pero la mala salud lo atormentó durante estos años. Murió de tuberculosis a principios de 1931, mientras intentaba recuperarse de sus esfuerzos en Suiza.

Enlaces interesantes sobre la obra de Harry Clarke:

Anuncios

3 comentarios

  1. carlos_roda said,

    Fíjate que sin haber leído el texto y sin saber que me habías enlazado (¡muchas gracias!, es un honor como siempre) te iba a decir que me recordaba mucho a Aubrey Beardsley, pero también es cierto que es más oscuro y siniestro aunque también, como él, tiene cierta influencia del arte tradicional japonés y también me recuerda en algunas de estas magníficas ilustraciones a Gustav Klimt. Y desde luego muy cierto que algunas son un tanto psicodélicas para aquella época. Lo desconocía totalmente. Excelente trabajo, como siempre Jesús.

    Un saludo y un fuerte abrazo!

  2. Irene Gonzalez said,

    ¿Alguien sabe qué técnica utilizó para ilustrar el libro de Poe?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: