Esqueletos y calaveras

25 enero 2011 at 22:00 (Historia, Ilustración, Pintura) (, , , , )

Tal y como apuntábamos en la entrada dedicada a las Soldaderas de la Revolución Mexicana, la muerte forma parte inseparable de todas las culturas, pero especialmente es en México, donde se le presta una mayor atención y donde está muy presente en el folclore popular.

La brecha importante entre pobres y ricos, que se ha fraguado mientras crecían el empobrecimiento de la población, la violencia, la impunidad y la corrupción generalizada de las clases dominantes y sus instrumentos de poder, ha posibilitado el avance de esa llamada cultura de la muerte.

Pero el enraizamiento de esta cultura en la población mexicana no es de ahora. Ya en el siglo XIX el dibujante y grabador  José Guadalupe Posada se convirtió en uno de los artistas que alimentó, más recientemente y de forma duradera, la simbología de esta cultura y representó como nadie el famoso Día de los Muertos.

Este hijo de Aguascalientes ilustró corridos, acontecimientos cotidianos, hechos truculentos sensacionalistas, historias de crímenes y pasiones para los periódicos y octavillas de la época, historias de aparecidos y milagros.

Retrató y caricaturizó a todo tipo de personajes: revolucionarios, políticos, delincuentes, fusilados, borrachos, bandoleros, damas elegantes, charros, toreros y obreros. En definitiva representó durante su vida de artista la esencia de los pesares y alegrías del pueblo.

Sus famosas caricaturas políticas, llenas de lírica y teatralidad, sus carteles y portadas, sus famosos dibujos en blanco y negro que muestran el absurdo de la vida o la historia de la revolución, tienen una calidad expresiva perenne que hace que se sigan publicando aún en todo el mundo.

Además ilustró las famosas “calaveras” (versos con alusión a la muerte que se ilustraban con esqueletos vivos personificados) género que Posada desarrolló de manera extraordinaria

Las calaveras de Posada están mayoritariamente asociadas con el Día de los Muertos, representando los grabados calaveras y esqueletos bailando, otras vestidas de gala, calaveras de fiesta por los barrios, en calles concurridas, en las casas de los ricos, calaveras montadas a caballo, en bicicleta, con las que se intentaba representar todas las lacras, la miseria y los errores políticos del convulso país de Porfirio Díaz.

Destaca entre todas sus calaveras uno de sus más famosos esqueletos, conocido como la Calavera Garbancera y bautizado por Diego Rivera como “La Catrina”. Una mujer esquelética, caprichosamente vestida con un sombrero de flores y plumas, que representa una burla a la clase alta del Porfiriato.

José Guadalupe Posada fue un trabajador de prensa que empezó a ganarse la vida en los años de la precaria estabilidad y pujanza alcanzada en el México del Porfiriato. Su trabajo incansable le permitió acabar siendo el gran artista gráfico de finales del XIX, maestro de los grandes artistas mexicanos del primer tercio del siglo XX y el definidor de una estética tan poderosa que podría decirse que México entero aún no la ha superado. Trabajó hasta morir, pobre, a los sesenta años, el 20 de enero de 1913.

Posada utilizó desde referencias precolombinas hasta carteles publicitarios de las tabernas y pulquerías.


El México revolucionario se vio necesitado de una autodefinición fuerte, reivindicativa y, en cierto modo, justificadora del cierre de fronteras y el fin del cosmopolitismo que había marcado a los creadores del gusto de años anteriores. Y allí estaba la obra inmensa de José Guadalupe Posada para fundar sobre ella una estética que hoy nos resulta inconfundible y que parece formar parte del alma y la esencia de los mexicanos desde siempre.

Posada abandonó pronto la comodidad de la prensa burguesa para aliarse con el editor Antonio Vanegas Arroyo, dedicado a la literatura callejera y más popular, o hasta populachera. Pero vale la pena fijarse en la tradición culta que impregna estas imágenes.

Ya como antecedente de lo que serían los actuales narcocorridos los cancioneros de corridos empezaron a tener un gran favor del público en los años de la Revolución. Muchos de ellos, como los que versan sobre el Tigre de Santa Julia o sobre Valentín Mancera, serían ilustrados por Posada.

Posada no era un seguidor de los principios revolucionarios, más bien su personalidad era oscura y enigmática en cuanto a su verdadera ideología o sus creencias religiosas.

Los lugares en que Posada publicaba, por más que se declararan «a favor de la clase obrera» eran en muchos aspectos conservadores, sin apenas análisis políticos serios e inclinados sobre todo al sensacionalismo y la caricatura.

Calaveras, esqueletos y más calaveras y esqueletos dan la imagen más extendida de José Guadalupe Posada, cuando en realidad esta parte de su producción no llega al dos por ciento del total. También en esta faceta José Guadalupe Posada es el último gran representante de una tradición literaria y gráfica de más de quinientos años.

Acabaremos con las palabras de Montserrat Galí Boadella, en «José Guadalupe Posada. Tradición y modernidad en imágenes», en el libro Posada. El grabador mexicano:

“El grabado de Posada se transforma en un desfile de personajes, desde los más grotescos hasta los más entrañables: los fenómenos de la naturaleza, los borrachos, los aguadores y demás vendedores callejeros, las soldaderas, las vendedoras en los tianguis, las indígenas en las trajineras de Xochimilco y Santa Anita, políticos, bandidos, cirqueros y maromeros, charros a caballo, policías y federales; éstos a su vez los transforma en calaveras, y entonces el desfile de la vida se convierte en la Danza Macabra

Pulsar aquí para ver / descargar un magnífico corto de José Pavón acerca de la obra gráfica de este artista.

Si te ha gustado esta entrada tal vez te gusten también:

Soldaderas revolucionarias
La Gran familia de Chas Adams

Permalink 8 comentarios

Tan antigua como el tiempo

30 noviembre 2010 at 22:00 (Arquitectura, Fotos, Fotos JAO, Historia, Ilustración, Literatura, Naturaleza, Pintura, Poesía, Viajes) (, , , )

En 1845, el teólogo anglicano John William Burgon, más conocido y citado  en muchas ocasiones como Dean Burgon debido a su posterior condición de Dean de la catedral de Chichester, ganaría el prestigioso premio Newdigate Prize por un poema dedicado a una ciudad antigua que nunca había visto: Petra.

Aquel poema a la inaccesible ciudad de Petra, eterna, silenciosa, preciosa y solitaria, según sus propias palabras, habría estado inspirado en la visión de las litografías y dibujos de David Roberts, un excelente paisajista que había visitado la ciudad en 1839, dentro de uno de sus viajes que le llevaron por Egipto, la Península del Sinaí, Jerusalén,  Palestina, las costas del Líbano y Siria.

David Roberts - Conference at Wady Moosa

David Roberts - Conference at Wady Moosa

David Roberts - 1839 - Treasury-lithograph

David Roberts - 1839 - Treasury-lithograph

David Roberts - El Deir, Petra

David Roberts - El Deir, Petra

El soneto de John William Burgon, de más de 300 líneas, será recordado principalmente por su última línea, que hace referencia a una ciudad de un rojo rosado tan antigua como el tiempo.

Hace más de 2000 años, Petra sirvió como refugio temporal a la tribu árabe de los nabateos, nómadas procedentes de Arabia, que fundaron Petra como una ciudad de fácil defensa partiendo de unas pocas cuevas en la roca.

Su situación, escondida entre escarpadas colinas de arenisca que forman un profundo cañón protegido en todas las direcciones, era ideal para su fácil fortificación y control y el disponer de un suministro seguro de agua era propicio para el desarrollo de una próspera ciudad.  Petra se hizo famosa por la ingeniosidad de sus estanques, diques y canales fluviales.

El lugar es accesible sólo por un estrecho sendero de montaña por el noroeste, o al este a través de una estrecha y tortuosa fisura de aproximadamente 1,5 km de longitud y hasta 200 metros de altura, el imponente Siq, el acceso principal, que en su lugar más estrecho, mide apenas dos metros de ancho.

El Siq. Los canales tallados en la pared para llevar agua a Petra aún son visibles en algunos lugares

El Siq. Los canales tallados en la pared para llevar agua a Petra aún son visibles en algunos lugares

Cuando se empieza a pensar que el Siq no tiene fin, cambia la luz y se ven los destellos del monumento más impresionante.

Cuando se empieza a pensar que el Siq no tiene fin, cambia la luz y se ven los destellos del monumento más impresionante.

Las paredes del Siq se cierran y casi se encuentran en su parte superior cuando aparece destelleando el Khazneh

Las paredes del Siq se cierran y casi se encuentran en su parte superior cuando aparece destelleando el Khazneh

Aunque la piedra arenisca no es exactamente del color rojo rosado que Dean Burgon refería en su poema, sí tiene un profundo tono como oxidado y está estriada de gris y amarillo y de todos sus tonos intermedios.

Al final del pasadizo donde el Siq dibuja una última curva, saliendo de la oscuridad a una soberbia claridad, aparece el monumento más impresionante de la ciudad, posiblemente el más fotografiado de Petra, “el Khazneh” o el Tesoro, una suntuosa tumba real tallada en la sólida roca, partiendo del lateral de la montaña.

El Tesoro está bien protegido. Excavado en la sólida arenisca con alto contenido en hierro, su nombre proviene de una leyenda sobre unos piratas que escondieron aquí su tesoro.

El Tesoro está bien protegido. Excavado en la sólida arenisca con alto contenido en hierro, su nombre proviene de una leyenda sobre unos piratas que escondieron aquí su tesoro.

Se cree que los relieves que apenas pueden distinguirse, representaban diversos dioses nabateos.

Se cree que los relieves que apenas pueden distinguirse, representaban diversos dioses nabateos.

El Khazneh tiene una altura de 40 metros. Su fachada es cautivadora y no ha sufrido el desgaste de los elementos debido a la protección y confinamiento espacial.

El Khazneh tiene una altura de 40 metros. Su fachada es cautivadora y no ha sufrido el desgaste de los elementos debido a la protección y confinamiento espacial.

El interior del Tesoro es solamente una sala cuadrada sin adornos. Las escenas finales de Indiana Jones y la última cruzada se filmaron aquí.

El interior del Tesoro es solamente una sala cuadrada sin adornos. Las escenas finales de Indiana Jones y la última cruzada se filmaron aquí.

Pasado el Khazneh, nos encontraremos rodeados por cientos de cuevas, templos elevados, estructuras labradas, tumbas reales, un teatro romano para 7000 espectadores, casas grandes y pequeñas, cámaras funerarias, depósitos y conductos de agua, baños, escaleras monumentales, salas de culto, mercados, puertas con arcos, edificios públicos y calles pavimentadas que reflejan la grandiosidad de la capital en ruinas de los nabateos.

La conocida como Pared Real. La pared de Yebel Khubtha alberga tumbas impresionantes conocidas como tumbas reales, aunque nadie sabe quienes fueron los reyes.

La conocida como Pared Real. La pared de Yebel Khubtha alberga tumbas impresionantes conocidas como tumbas reales, aunque nadie sabe quienes fueron los reyes.

Las tumbas reales. la tumba de la urna, la tumba corintia, la tumba de palacio...  Alguna de ellas fue utilizada como iglesia en la época bizantina.

Las tumbas reales. la tumba de la urna, la tumba corintia, la tumba de palacio... Alguna de ellas fue utilizada como iglesia en la época bizantina.

LaTumba de la Urna. Con una terraza abierta construida sobre una doble capa de bóvedas, es impresionante la precisión de la talla en la roca.

LaTumba de la Urna. Con una terraza abierta construida sobre una doble capa de bóvedas, es impresionante la precisión de la talla en la roca.

Mucho antes de que los nabateos llegasen a estas tierras, aproximadamente 8000 años a. de C., se desarrollaron en esta zona aldeas de la Edad de Piedra, situadas al norte de Petra en las actuales excavaciones de Beidha y Basta. Estas serían unas de las más antiguas comunidades agrícolas de Oriente Medio.

Entre este periodo y la Edad del Hierro (1200 a. de C.), la zona sería hogar de los edomitas bíblicos.

Los nabateos eran una tribu nómada del Oeste de Arabia que se instaló en la zona sobre el siglo VI a. de C. y se enriquecieron, primero asaltando y después cobrando peaje a las caravanas, para garantizarles el paso seguro por la zona bajo su control.

Los actuales nabateos que cuidan de su capital tienen ascendencia palestina en más del 60%. Huyeron a Jordania tras las guerras que desintegraron su patria. Sueñan con el retorno de una Palestina independiente.

Los actuales nabateos que cuidan de su capital tienen ascendencia palestina en más del 60%. Huyeron a Jordania tras las guerras que desintegraron su patria. Sueñan con el retorno de una Palestina independiente.

Situada en medio de acantilados rocosos, rocas y piedras se ven por todas partes.

Situada en medio de acantilados rocosos, rocas y piedras se ven por todas partes.

El lugar está compuesto de arenisca, una roca detrítica formada a partir de la agregación y cementación o diagénesis de los granos de arena. Es, por lo tanto, una roca coherente y dura.

El lugar está compuesto de arenisca, una roca detrítica formada a partir de la agregación y cementación o diagénesis de los granos de arena. Es, por lo tanto, una roca coherente y dura.

La arenisca dorada y roja embellece las columnas y los nichos greco- romanos de las salas interiores de Petra.

La arenisca dorada y roja embellece las columnas y los nichos greco - romanos de las salas interiores de Petra.

El monarca seléucido Antígono, que había subido al poder en Babilonia cuando el impero de Alejandro Magno fue dividido, cabalgó contra los nabateos en el 312 a. de C. para ser repelido definitivamente tras varias batallas. Fue entonces cuando Petra se convirtió en la sofisticada capital de un floreciente imperio que se extendería hasta Siria.

El emperador romano Pompeyo, después de conquistar Siria y Palestina en el 63 a. de C., intentó ejercer un control sobre el territorio nabateo, pero el rey Aretas III pudo comprar a las tropas romanas y permanecer independiente. No obstante, Roma ejerció una influencia cultural y los edificios y las monedas de la época reflejan el estilo greco-romano.

En dirección sur en la ciudad, el número de nichos y de tumbas se incrementa, convirtiéndose virtualmente en un cementerio en la roca.

En dirección sur en la ciudad, el número de nichos y de tumbas se incrementa, convirtiéndose virtualmente en un cementerio en la roca.

Las columnas talladas en la roca y el color de la arenisca y el hierro, dan una impresión fantasmagórica de alguno de los edificios.

Las columnas talladas en la roca y el color de la arenisca y el hierro, dan una impresión fantasmagórica de alguno de los edificios.

Muchas de estas cuevas estuvieron habitadas por beduinos hasta los años 80, cuando fueron trasladados a un "pueblo nuevo" en el norte.

Muchas de estas cuevas estuvieron habitadas por beduinos hasta los años 80, cuando fueron trasladados a un "pueblo nuevo" en el norte.

Los nabateos serían atacados en varias ocasiones por Herodes el Grande, aliado de los romanos. Finalmente en el año 106 d. de C., los romanos tomarían la ciudad y realizarían las transformaciones habituales de calles con columnas, baños, y restantes edificios necesarios para el moderno estilo de vida romano.

Con la ascensión de Palmira en el norte y la apertura de rutas comerciales marítimas, la importancia de Petra empezó a declinar. Durante la era cristiana se instalaría un obispado en Petra y algunos edificios serían reformados para usos cristianos. Cuando llegó la invasión musulmana en el siglo VII, Petra había pasado a la oscuridad y la única actividad en los siguientes 500 años fue cuando los cruzados se instalaron allí brevemente en el siglo XII y construyeron un fuerte.

El Deir o El Monasterio. La subida a este monumento es larga y empinada, pero merece la pena. mucho más grande que el Khazneh y de diseño similar.

El Deir o El Monasterio. La subida a este monumento es larga y empinada, pero merece la pena. Mucho más grande que el Khazneh y de diseño similar.

Construido en el siglo III a. de C. Unas cruces talladas en las paredes interiores sugieren su utilización como iglesia.

Construido en el siglo III a. de C. Unas cruces talladas en las paredes interiores sugieren su utilización como iglesia.

A la izquierda de la fachada, a través de una pequeña abertura en la roca, hay una tosca escalera que lleva hasta el borde de la urna que hay arriba.

A la izquierda de la fachada, a través de una pequeña abertura en la roca, hay una tosca escalera que lleva hasta el borde de la urna que hay arriba.

Frente al monasterio, hay un mirador colocado estratégicamente, desde donde se ve el pueblo de Wadi Musa.

Frente al monasterio, hay un mirador colocado estratégicamente, desde donde se ve el pueblo de Wadi Musa.

Desde entonces hasta principios del siglo XIX, Petra fue una ciudad olvidada conocida solamente por los habitantes beduinos locales que usaron muchas de sus cuevas para instalar su hogar.

En 1812, un joven explotador suizo, convertido al islamismo, Johann Ludwig Burckhardt, en ruta de Damasco al Cairo, oyó hablar a los lugareños sobre unas fantásticas ruinas escondidas en las montañas del Wadi Musa.

Tras visitarlas mediante una estratagema que no despertara sospechas entre los locales, informaría al mundo exterior de la existencia de unas ruinas en las montañas que muy bien pudieran ser las de la ciudad rosada de Petra, ciudad nabatea tan antigua como el tiempo.

Ascendiendo hacia el Altar Mayor del Sacrificio se suda bastante, pero el esfuerzo se ve recompensado por las espectaculares vistas.

Ascendiendo hacia el Altar Mayor del Sacrificio se suda bastante, pero el esfuerzo se ve recompensado por las espectaculares vistas.

Hábilmente situadas en la ascensión, las familias beduinas venden agua, Pepsi y monedas "antiguas".

Hábilmente situadas en la ascensión, las familias beduinas venden agua, Pepsi y monedas "antiguas".

El camino en ocasiones es difícil. No está hecho para los débiles ni para los que sufren de vértigo.

El camino en ocasiones es difícil. No está hecho para los débiles ni para los que sufren de vértigo.

Fuentes documentales utilizadas:

Jordania y Siria. H. Finlay y D. Simonis. Ed. Kairós.
Documentación del reino de Jordania publicada por su oficina turística.
The Complete Collection of David Roberts Lithographs of Petra. 1839
Fotografías JAO 1996.


Permalink 2 comentarios

Los frescos de Ajanta

19 junio 2010 at 22:00 (Arquitectura, Erotismo, Escultura, Fotos, Fotos JAO, Pintura, Viajes) (, , , , )

Durante la ocupación colonial británica de la India, el río Waghora, serpenteando a cien kilómetros de Aurangabad, era el abrevadero preferido para los tigres de la zona.

Aquel paraje rodeado de jungla y follaje, era el lugar ideal para practicar la caza del tigre, y muchos oficiales ingleses se aventuraban por allí para conseguir cobrar su pieza. En una de aquellas incursiones, uno de estos oficiales, vio desaparecer un magnífico animal entre la espesura. Con la ayuda de los aldeanos, exploró aquel lugar y descubrió bajo una tupida vegetación, unas cuevas aparentemente vacías que servían de guarida a los tigres.

Había descubierto las cuevas de Ajanta. Excavadas en un acantilado en forma de herradura, todas estas cuevas son budistas y las más antiguas fueron excavadas entre el siglo II a. de C. y el II d. de C. Las más recientes y más numerosas datan de los siglos VI y VII y en ellas se pueden admirar unos frescos que se harían famosos por su gracia y delicadeza extraordinarias.

Un camino comunica unas cuevas con otras y están clasificadas numéricamente del 1 al 29.

Ajanta, se encontraba en aquella época en las cercanías de la ruta de las caravanas, que iban desde los puertos de Saurastra a los de la costa de Coromandel. Era un paraje apartado, un retiro de difícil acceso que favorecía la meditación. Los monjes que llevaban una vida errante, se recogían en estas cuevas durante la estación de las lluvias. En ellas se dedicaban a meditar, a rezar y a las discusiones religiosas.

Hay dos tipos de cuevas: las viharas, o monasterios, generalmente cuadradas y apoyadas sobre columnas, a veces rodeadas de celdas donde los monjes se alojaban y se reunían, y los chaityas o santuarios. Éstos consistían en una nave donde el fondo generalmente es redondeado. En el coro se levanta una estupa. Unas columnas laterales separan la nave principal de las naves laterales, que se prolongan alrededor de la estupa para permitir el rito de la deambulación.  Al fondo de algunas viharas, en una capilla, reina una colosal imagen de Buda.

Los frescos que han dado fama a Ajanta, representan escenas de las jatakas (vidas anteriores de Buda), y de la vida del Maestro, su nacimiento, el sermón en el Parque de las Gacelas, la tentación de Bodh Gaya.

Estas pinturas son además unos admirables y coloridos documentos sobre la vida en la corte hacia el siglo VI.

Los frescos y las esculturas de Ajanta, tienen a veces un carácter voluptuoso y a veces impetuoso, lo que parece chocar con la idea central de esta religión, que es la negación de los sentidos.  Con la proliferación de estas pinturas y esculturas que representaban las anteriores reencarnaciones de Buda, comenzaba un proceso de sensualización en el budismo que llevaría en ocasiones a asemejarle al hinduismo.

Cuando las visité en 1992, la iluminación artificial de las oscuras cuevas era bastante pobre. Por un pequeño suplemento, te encendían aquellas exiguas luces que permitían disfrutar de aquellos magníficos frescos, pero fotografiarlos era más complicado. Así que no desaproveché la oportunidad de comprar una colección de  diapositivas húmedas que vendía por allí un paisano. Recientemente he rescatado estas diapositivas escaneándolas, y a pesar del estado de la película, logran transmitir aquella delicada  belleza que se encuentra en Ajanta.

Permalink 6 comentarios

Hadas y politicos por Richard Doyle

9 junio 2010 at 22:00 (Ilustración, Mitología, Pintura) (, , )

Richard Doyle fue uno de los ilustradores más famosos de la época victoriana.

Nació en Hyde Park en 1824, de padres irlandeses católicos, exiliados a causa de la persecución religiosa.

A la edad de quince años comenzó a llevar un diario de eventos familiares y celebraciones varias. En esta obra, “Dick Doyle’s Journal: a Journal Kept by Richard Doyle in the Year 1840“, Richard documenta numerosos relatos de su vida como adolescente y no sólo incluye cartas, notas sociales y anotaciones, sino que lo llena de miniaturas y dibujos.

Aunque hubo muchos maestros e influencias en la vida de Doyle como artista, sus habilidades surgieron bajo la influencia de su padre y de su tío. Su padre, John Doyle,  era bien conocido por sus brillantes retratos y caricaturas políticas, y posiblemente fue quien influyó en la escritura del diario de 1840. Su tío, Michael Conan, fue editor del “Art Journal”, además de un experto en maestros antiguos, y una autoridad en el conocimiento de la época medieval renacentista.

Durante su educación en el hogar, Doyle iba a menudo a la casa de “Hilton“, un famoso pintor, cuya obra le afectó profundamente. Sin embargo, fue Joseph Swain quien más influyó en su obra mediante la introducción de Richard en el secreto del dibujo y grabado en madera.

Doyle publica su primera obra en 1840. Por “The Eglinton Tournament recibiría grandes elogios. Está realizada en tinta china con pluma de ave y en ella, Doyle muestra una gran  maestría en el uso de la luz, así como una suavidad y elegancia de estilo que no se verán en sus obras posteriores.

Se pueden ver en el trabajo de Richard Doyle muchos efectos que consiguen resultados sorprendentes en la imaginería fantástica. Cabezas y torsos ampliamente distorsionados y cuerpos con cabezas de animales, enanos con sombreros grotescos, trolls, gigantes, elfos.

Se dice que Doyle estaba muy a menudo descontento con su trabajo y se sentía frustrado. Los hermanos Dalziel, que grabaron la mayor parte del trabajo de Doyle, le indicaron en una ocasión que su obra era extraña y misteriosa. En un arrebato, Richard Doyle estuvo a punto de destruir todos los dibujos antes de que entraran en prensa.

Richard Doyle era conocido por tener una personalidad vivaz y un brillante sentido del humor.  Estos rasgos le servirían en su carrera como dibujante para la revista humorística Punch.

Comenzó su trabajo en Punch en 1843 a la edad de 19. En esta revista hizo importantes contribuciones,  incluyendo la portada que más tarde se haría famosa y que  se utilizaría durante más de un siglo (desde 1849 hasta 1954). El trabajo en Punch le hizo ganar autoestima y comenzó a trabajar en su obra “Manners and Customs“.

También en este tiempo, ilustrará The Fairy Ring: A New Collection of Popular Tales, publicado en 1846.

En 1850, Doyle dejó Punch, ya que su educación católica no le permitía aguantar los ataques de la revista contra el papado y la iglesia.

A partir de ese momento, abandonó sus ilustraciones políticas humorísticas y se centró principalmente en la pintura de acuarelas. Se especializó en las ilustraciones de cuentos de hadas, por las que será bien conocido por sus contemporáneos.

En 1855, produjo “Juvenile Calendar” y el “Zodiac of Flowers” que se consideraron de sus obras más decorativas y encantadoras.

Después de unos años ampliando con sus imágenes el mundo de las hadas y la fantasía, en 1871 ilustraría tres libros: “The Enchanted Crow, and Other Famous Fairy Tales”, “Feast of the Dwarfs, and Other Famous Fairy Tales” y “Snow White and Rosy Red, with Other Famous Tales”.

Muchas de sus obras serían publicadas póstumamente entre 1884 y 1897.

Richard Doyle, cambió los cuentos de los políticos por los cuentos de hadas en la época de la revolución industrial.  Y es que la felicidad y la satisfacción están más cerca de los cuentos para niños que de los discursos políticos, o ¿debiera decir cuentos chinos?


Permalink 3 comentarios

Piezas de a Ocho (X)

8 mayo 2010 at 22:00 (¡Piezas de a Ocho!, Cine, Ilustración, Literatura, Música, Pintura, Teatro)

En este barco nos gusta darnos, de vez en cuando, un homenaje gastronómico. Incluso tumbados en el jergón y rodeados de perlas y otras piedras preciosas, nos deleitamos con las exquisiteces que nos prepara nuestro cocinero chino, que aunque tuerto y con pata de palo, tiene una mano para la cocina que no veas.

Y entre tantas delicatesen  finamente cocinadas vamos a empezar con una con sabor añejo.

Todo el mundo habrá podido comprobar mi gran admiración por Edgar Allan Poe a través de varios de los post que sobre él o su obra ya he publicado, desde su poema El cuervo (The Raven), pasando por la interpretación cinematográfica de algunas de sus historias.

Esta deliciosa primera pieza de a ocho consiste en un magnífico corto de animación de 1953 basado en el cuento “El corazón delator” (Tell Tale Heart) que también en esta ocasión tiene un narrador de lujo. Ni más ni menos que el actor  James Mason.

Es una producción de la UPA y fue el primer corto de animación clasificado como “X” (sólo adultos) en Gran Bretaña según el sistema de clasificación de censores de la época.  Todo un lujoso aperitivo para hacer boca.

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Como no podía ser menos, nos satisface deleitarnos contando historias mientras comemos. Las interpretamos como si volviéramos a vivirlas, recordando viejos tiempos y rememorando como conseguimos tal o cual pieza valiosa.

Esta pieza de ahora, llega de Argentina. Un amigo actor de allí, Sherman Torres, a raíz de leer en este jergón el artículo dedicado al hombre de las mil caras, me escribió indicando que estaban interpretando en el teatro Gargantúa de Buenos Aires, una obra basada en la vida de ese gran actor.

La obra se titula Mundomudo de Carlos Belloso y es un homenaje al actor estadounidense Lon Chaney. Al parecer ha tenido un gran éxito y nos encantaría que viniera a España un día de estos y que pudiéramos disfrutarla pronto por aquí.

La dificultad no es ser mudo, es no poder decir

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Las exquisitas piezas siguientes son para disfrutarlas sosegadamente, mientras tomamos un trago de ron entre plato y plato y deleitamos nuestros restantes sentidos.

Recientemente se ha inaugurado una exposición de Maite Marina en el Metrópolis Café de Guadalajara, titulada Derivas gráficas.

La obra de Maite incide y excita nuestros sentidos visuales con diversos cuadros sugerentes realizados mediante varias técnicas artísticas entre las que destacan las serigrafías.

Una magnífica idea, si pasas por Guadalajara, es acercarse al Metrópolis Café, donde de paso, escucharás la mejor música que se pone en la ciudad, saborearás una buena cerveza, un quinto o un copazo directamente,  y a disfrutar también de esta exposición.

Mi amigo Carlos en su blog Mis Obsesiones, nos descubre a un ilustrador y dibujante madrileño a la antigua usanza: Alberto Cabornero.

A Alberto ya le conocía algo a través de su blog Mis galgas, yo y the ruby slippers pero estas ilustraciones y el descubrir su otro blog homónimo: Alberto Cabornero, más dedicado a su faceta de ilustrador, me ha traído recuerdos de otros tiempos y también más ganas de dibujar.  Muy recomendable.

Aprovecho este espacio para dorar un poco mi vanidad y de paso recordar un blog también muy interesante, donde numerosos artistas y poetas van publicando sus trabajos e inspiraciones.

El blog es Proyecto Placeres y recientemente han publicado un dibujo mío ilustrando un poema de mi amiga María José Vioque y que se titula Moscas.

Vanitas vanitatis et omnia vanitas.

Volviendo a los cortos de animación, descubrí éste, de un tema de Kid Koala, que nos transporta a Nueva Orleans y que tiene un fuerte sabor a jazz. De paso me descubrió a otro dibujante y animador con un estilo bastante interesante.

Este video fue realizado por el dibujante Monkmus para la canción  “Basin Street Blues” del álbum “Some Of My Best Friends are DJs

Apurando el último traguillo, una pieza de elegante fotografía. Recientemente he podido alucinar con unas fotos panorámicas de Toledo que recomiendo que visitéis aquí. Otros sitios están también disponibles. Cuidado con los mareos.

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Para finalizar este banquete de delicatesen, un postre acompañado de la mejor música.

En primer lugar un enjoyado recordatorio para Alex Chilton que recientemente nos abandonó en este planeta.

Alex Chilton es uno de los grandes músicos de culto de las últimas cuatro décadas en la escena del rock.  Siempre le recordaremos por su power-pop, tanto en solitario como en The Box Tops y, sobre todo, en los Big Star.

Me ha gustado mucho el artículo que ha dedicado el blog de Chuck Prophet a Alex Chilton, así que recomiendo su lectura y de paso la visita al blog de Chuck, otro muy buen rockero.

The Apples in stereo siguen girando y presentando su séptimo disco  de estudio, Travellers in Space and Time, realizado via Yep Roc / Simian / Elephant 6 Records.

Este video de la canción “Dance Floor” es muy colorido y futurista. Es su primer single  e incluye la participación de Elijah Wood

Peggy Sue son Katy Young y Rosa Slade, junto con el batería Olly Joyce.

Con su mezcla minimalista de tambores y percusión, guitarras acústicas y acordeón, hacen un tipo de power folk que la verdad, me gusta bastante.  Muy recomendable su disco: Fossils and Other Phantoms

Uno de los grupos más prometedores del Reino Unido.

Y acabamos con Paul Weller. Todo un veterano con una carrera sin precedentes, caracterizada por la constante experimentación musical.

Su nuevo álbum “Wake Up the Nación”  no deja de lado este afán investigador.

28 años después de la disolución de The Jam, el ex bajista Bruce Foxton colabora también en este último trabajo de Paul Weller, tocando en dos de las pistas.

El álbum también ve las contribuciones de My Bloody Valentine, Kevin Shields, Bev Bevan de ELO y el legendario batería de sesión Clem Cattini.


♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Permalink 6 comentarios

Next page »